Sindicato Recurre Al Defensor De Pueblo Por Licitación De Casinos

El Sindicato de Empleados de Lotería Chaqueña (Selch), presentó una queja ante la Defensoría del Pueblo del Chaco para que ésta intervenga tras la decisión del organismo estatal de avanzar con la licitación -prevista para hoy- de las salas de casino del interior provincial. Aseguran que la iniciativa traerá un grave perjuicio económico a la empresa estatal.

El presidente de la entidad gremial, Héctor Solís, planteó al ombudsman, Gustavo Corregido, que la firma que explote el servicio tendría que empezar a abonar el canon recién a partir del 2019, y es muy inferior a lo que en la actualidad lotería recauda mensualmente, tomando como base los resultados de los balances a noviembre de 2014.

Se hizo hincapié que la estabilidad laboral de los actuales empleados solamente está garantizada por dos años, luego se corre serio riesgo de ser despedidos. Asimismo cuestionan que el pliego prevé la posibilidad de abrir nueva salas de manera indiscriminada, porque presentando un estudio de factibilidad y mercado se pueden abrir otras salas.

Por su parte el secretario gremial Martín Flores dijo que "prácticamente se está entregando por dos pesos a un privado un negocio millonario, por eso desde el sindicato pedimos que quede en la provincia. El último mes los casinos del interior facturaron para Lotería (dinero para el Estado) casi 6 millones de pesos libres, mientras que con
la licitación la empresa tiene que pagar cuatro millones mensuales de canon a partir de 2019. Son 48 millones de pesos anuales que pagaran cuando la recaudación a noviembre del año pasado fue superior a 60 millones de pesos, libre de todo concepto".

Los dirigentes gremiales señalaron que "no dan pérdida, y ahora se los va a regalar al sector privado". Asimismo cuestionaron el proceso pero prefirieron poner el acento en lo perjudicial para el Estado y para cientos de familias porque nos afectará a futuro y dependemos de la recaudación para cobrar el sueldo. Además tenemos claro que la estabilidad de las 250 familias que trabajan en los casinos será por dos años, luego corren serios riesgos de despido".

Solís puso de relieve que el canon es de 4 millones de pesos, pero Lotería se debe hacer cargo de los impuestos provinciales y municipales, por eso "sostenemos que se está entregando un gran negocio a una empresa privada". Por último entiende que "en algún momento se volverá a minar la ciudad de salas de juego, por lo menos con Lotería se ejerció un control".


 

 

Fuente:www.diarionorte.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner