Confirman Cierre De Otro Casino En Puerto Rico

El presidente de la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación, Deportes y Recreación del Senado, Ángel Matos, confirmó hoy el posible cierre de otro casino en Puerto Rico. Se trata del casino del hotel Sheraton en San Juan que podría dejar sin trabajo a cerca de 120 empleados.

Si bien Matos aclaró que los directivos del hotel no han hecho el anuncio formal de la decisión, se vaticina que el cierre se podría concretar en los próximos 30 o 45 días.

"En no más de 45 días harán un anuncio de la decisión de negocio, que es la manera elegante. Hay otros dueños de casino que cuando tomen la decisión de cerrar hará expresiones sobre la videolotería y eso se respeta", dijo Matos.

Las expresiones del funcionario respondieron a preguntas respecto a si este presunto cierre podría responder a la instalación próximamente del reglamento de la videolotería por parte del Departamento de Hacienda.

"Para mí la videolotería siempre ha estado, era informal, ilegal y hemos creado un reglamento que validad una operación que existía. Mi Gobierno decía, a la hora de cabildear por este reglamento, que eso está allá afuera sin regular. Fue una admisión de una existencia. Ahora que se formalizó y que se advertía de los posibles cierres o eliminación de turno que cuestan vidas y empleos, pues ahora, desgraciadamente, el tiempo da la razón a la sazón de un cierre por mes que es el promedio que estamos llevando", expresó el senador.

Matos estimó que el continúo cierre de casinos (en los pasados tres meses también cerraron los casino del hotel Ambassador y del Condado Plaza) podría tener altas repercusiones en la economía del país.

"Miles de personas mensuales (iban a los casinos) y de nuevo, el informe que la Compañía de Turismo someta a la Legislatura semestral, de 7,193 máquinas reguladas por la Ley de juegos de azar informa que se levanta sobre $130
millones al año para la universidad del Estado, para el Fondo General y la Compañía de Turismo, que lo único que hace es viabilizar ese dinero y volverlo a invertir en política pública que promueva el turismo en este país. Lo estamos sustituyendo por un sistema que promete un dinero que no va a llegar, la configuración de lo juegos de videolotería, no va a generar el mismo dinero que seres humanos en mesas, en juegos y actividad económica la directa y la indirecta", dijo.

Matos fue más allá al indicar que este cierre podría abrir una espiral de más clausuras de casinos que hay Puerto Rico.

"No me sorprenderá que de los dos casinos que tenemos en Mayagüez, uno de los dos se pierda y después tengamos una cadena de anuncios de hoteles que dirán a Compañía de Turismo que solicitan permiso porque la Ley de juegos de azar, la que te garantiza 87 a 13 a favor del que juega, sabrá Dios los que venga con la videolotería, ese turnos por la noche que me genera 30 o 50 empleos, lo tengan que eliminar porque no puedo tener un desierto, porque ahora tú vas adonde quiera a jugar en chancletas", opinó.

En términos de la empleomanía, Matos sostuvo que la decisión podría suponer tres principales riesgos para los trabajadores.

"Es como una triple tragedia porque son padres de familia, muchos de ellos cabezas de familia. La segunda tragedia es que están en su pico, porque estos casinos cuando cierran, el perfil promedio es de 15 años trabajando allí y se reduce la rentabilidad para que otro casino los tome, porque los casinos cuando abren buscan gente joven para tener una carrera profesional larga y en términos de costos razonables. Y la tercera tragedia es el ingreso de tres y cuatro personas y la economía sufre", precisó.


 

 

Fuente:www.metro.pr

 

 


 
Banner
Banner
Banner