El Chanche Ilegal En Manos De Narcoparamilitares

Las autoridades colombianas tienen la certeza de que los 25 asesinatos de vendedores y empresarios del chance en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia, Tolima y Quindío, registradas en los últimos 14 meses, no son casos aislados y corresponden a una agresiva estrategia de las bandas narcoparamilitares "los Úsuga" y "Oficina de Envigado", para recuperar el control de la actividad que tenían antes de su desmovilización.

La víctima más reciente es Mirledys Torres, una vendedora de chance de 23 años que fue baleada hace 21 días en el sur de Sincelejo (Sucre). A Torres, con cuatro meses de embarazo, un sicario en moto le disparó a quemarropa. Varias de sus compañeras ya habían sido amenazadas y el 29 de julio, en un barrio cercano, también fue asesinada Claudia Santos, otra vendedora, quien recibió tres disparos.

Luis Bernardo Correa, el llamado "zar" del chance en Bolívar, se salvó de un atentado similar, ese mismo mes en pleno centro de Cartagena. El empresario, de origen paisa, es el gerente de GanaYa, una de las más poderosas firmas de juegos de suerte y azar del país que entró a reemplazar a Unicat, la empresa vinculada con Enilse López, alias la Gata, procesada por homicidio y nexos con "paras".

Voceros de GanaYa e investigadores de la Fiscalía le admitieron al periódico El Tiempo que detrás del atentado contra Correa y del crimen y amenazas a vendedores están las denuncias que han hecho por el avance del chance ilegal, que está a punto de quebrar a las firmas legales y de exterminar a quienes se niegan a comercializarlo.

Unos días antes del atentado contra Correa, un grupo de empresarios le había pedido a la Fiscalía que priorizara la investigación contra el chance ilegal, e incluso habían señalado a personas e inmuebles que funcionan como imprentas y donde se elaboran los talonario ilegales, conocidos como "chance blanco", por no tener membretes ni sellos.

Cálculos conservadores estiman que, de los cerca de 1,7 billones de pesos que mueve ese negocio cada año en todo el país, el 40% queda en manos de las bandas criminales, que ofrecen premios más jugosos, evaden el pago de impuestos a la salud y lavan plata del narcotráfico.

"Mientras que con un chance legal de 500 pesos y cuatro cifras usted se gana 1.700.000 pesos, con el ilegal le dan hasta 3 millones", aseguró uno de los investigadores de la Fiscalía encargado del tema.

Agregó que mientras que un empresario legal les deja a los vendedores entre un 15 y un 20% de ganancia sobre las ventas, los ilegales pagan entre el 30 y el 40%. Además, reclutan a menores de edad, a personas de la tercera edad y a madres cabeza de familia: se calcula que hay cerca de 1.500 vendedores de chance ilegal en siete departamentos.

Los incentivos para los vendedores y para los jugadores, unidos a las amenazas, tienen acorralados a los chanceros legales.

En varios municipios de Antioquia fueron cerrados más de un centenar de puntos de venta y de oficinas principales de empresas que se negaron a asistir a una reunión citada por
"los Úsuga" para imponer el chance blanco.

En la Costa, esta banda usa a los combos "los Piratas" y "la Tómbola" para controlar el negocio, y en Antioquia operan de la mano con la "Oficina de Envigado", que le entregó el recaudo a alias Meca, después de caer presos Hernán Giraldo, "Cesarín", y Freiner Ramírez, "Carlos Pesebre".

"Meca es un exguardaespaldas de la mamá de Hugo Albeiro Quintero, el llamado 'Patrón de Bello'. La señora manejaba parte del chance legal y ahora "Meca" administra el negocio para la Oficina", explicó un investigador.

De hecho, se indaga si, además de "los Úsuga", este sujeto estuvo involucrado en el crimen de Jesús Villalobos, "el Perro", "zar" del chance en Cartagena y ex socio de Enilse López.

El hombre fue acribillado por sicarios en mayo del 2014. Según empresarios del sector, "el Perro" estaba en la lupa de las autoridades desde el 2011, cuando paramilitares lo acusaron de ser su patrocinador y de pagarles dos millones de pesos por asesinar al vendedor de chance Humberto Sánchez Gil, crimen ocurrido el 6 de marzo de 2003, en el barrio Olaya Herrera.

Villalobos, de 76 años, había sido concejal de Cartagena y candidato a la alcaldía de esa ciudad.

Para desactivar el negocio ilícito en la Costa, hace un par de semanas, un grupo de empresarios se reunió con vendedores del chance ilegal para proponerles que trabajaran para ellos, a cambio de no denunciarlos. Pero el acuerdo se rompió luego de que los cabecillas de las bandas citaron a promotores y vendedores a una reunión clandestina y los amenazaron.

La situación es tal que la Fiscalía designó un fiscal delegado para combatir el chance ilegal. Su labor se inició en el Tolima pero se va a extender en las próximas semanas a Bolívar, Sucre y Atlántico en donde la situación es insostenible.

El presidente de la Asociación de Juegos de Azar, Baltazar Medina, aseguró que la ilegalidad en la operación de juegos de suerte y azar, en especial del chance, es alarmante. "Viene creciendo ante la mirada indiferente de los organismos de control y de autoridades competentes", dijo.

"Yo creo que ha llegado el momento de que el Gobierno se preocupe por poner a buen recaudo a todos los jefes de estas bandas que vienen agenciando la operación ilegal del chance". Según Medina, están convirtiendo la actividad en una fuente de financiación de sus actividades delictivas y están evadiendo los impuestos para la salud. "Además, están amenazando el empleo de quienes ejercen la actividad de manera legal. Es hora de actuar con energía y decisión", puntualizó.


 

 

Fuente:www.eltiempo.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner