Ordenan Captura De Juez Que Favoreció A Casinos

Tras 4 años de haber gozado de una sospechosa impunidad, ahora sobre el juez federal de México Luis Armando Jerezano Treviño, pesa una orden de aprehensión para que la Procuraduría General de la República (PGR) lo detenga, luego de que su caso pusiera al descubierto una red de funcionarios del Consejo de la Judicatura Federal, que operaba para empresas de casinos en el país azteca. Se trata sin duda del caso más grave de corrupción que involucra al Poder Judicial de la Federación.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) lo destituyó de manera definitiva el año pasado por una investigación interna. Cuatro años antes el CJF había suspendido provisionalmente a Jerezano Treviño para investigarlo por el otorgamiento de permisos ilegales de casinos.

Como juez Cuarto de Distrito en La Laguna, Jerezano Treviño otorgó un amparo para que la empresa Atracciones y Emociones Vallarta ampliara sus permisos para abrir casinos en el país.

Uno de ellos fue el Casino Royale de Monterrey, donde el 25 de agosto de 2011 un comando de Los Zetas asesinó a 52 personas que jugaban en el establecimiento.

Jerezano Treviño fue acusado de tener vínculos con el crimen organizado. La DEA le abrió una investigación por narcotráfico y lavado de dinero en los Estados Unidos. Sin embargo, la orden de aprehensión liberada en contra de Jerezano Treviño no fue por esos probables delitos, sino por el delito de secuestro agravado.

El pasado 19 de febrero de 2016 un juez federal concedió la orden de aprehensión dentro de la causa penal 113/2015-II. La detención fue solicitada por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), que tiene abierta la averiguación PGR/SEIDO/UEIDMS/504/2014.

La orden de aprehensión se liberó por la probable responsabilidad de Jerezano Treviño en el delito de secuestro agravado en contra del casinero Arturo Cardona Calderón.

El periódico Reporte Indigo confirmó con fuentes del Consejo de la Judicatura Federal que la orden de captura fue liberada por el Juez Primero de Distrito en Materia Penal en el Estado de Nuevo León, Eustacio Esteban Salinas Wolberg.

Desde hace dos meses Jerezano Treviño está prófugo para evitar que elementos de la Procuraduría General de la República cumpla con la orden de arresto en su contra.

Además de Jerezano Treviño, el juez que lleva la causa penal ordenó la detención de 6 de sus presuntos cómplices: Antonio Cuauhtémoc Ramírez Voguel, Antonio Orlando Balderas Martínez, Manuel Balderas Ramírez, Jerónimo Garza Chaib, Fernando Barrera Ortega y Edmundo Canales Rodríguez.

Hasta el momento la PGR sólo detuvo a Fernando Barrera Ortega, exchofer de Jerezano Treviño.

El pasado 28 de febrero se dictó el auto de formal prisión en contra de Barrera Ortega y en este momento se encuentra recluido en el Penal del Topo Chico de Monterrey.

En la denuncia que presentó Cardona Calderón, además de secuestro, se acusa a Jerezano Treviño de los delitos de delincuencia organizada, robo, despojo y extorsión.

Todo esto derivado de la disputa legal por el Casino La Fortuna, ubicado en Monterrey, entre Jerezano Treviño y los empresarios casineros representados por Cardona Calderón.

La denuncia fue presentada primero en la Procuraduría del Estado, que era encabezada en ese entonces por Adrián de la Garza, hoy alcalde de Monterrey.

Pese a las pruebas en contra de Jerezano Treviño, entre las que se encontraba un audio donde se jactaba de pertenecer a un grupo del crimen organizado, el Ministerio Público de Nuevo León dictó el no ejercicio de la acción penal.

La investigación en contra de Jerezano Treviño fue retomada por la SEIDO, quien finalmente fue la que solicitó las órdenes de aprehensión en contra del exjuez y sus cómplices.

El Casino Royale, de Monterrey, abrió sus puertas con un permiso de Atracciones y Emociones Vallarta, empresa que fue beneficiada por el juez federal Luis Armando Jerezano Treviño, al otorgarle un amparo para abrir más casinos.

Un juez liberó por fin una orden de aprehensión por el delito de secuestro en contra de Luis Armando Jerezano Treviño, exjuzgador federal investigado por la DEA (Agencia Antidrogas estadounidense) por sus posibles nexos con el narco y por la Judicatura por autorizar permisos ilegales de casinos

Luis Armando Jerezano Treviño es buscado hoy por las autoridades federales por su probable participación en un secuestro cometido hace cuatro años.

El 14 de mayo de 2012 el casinero Arturo Cardona Calderón
fue privado de su libertad dentro de las oficinas de la empresa Recreaciones de Habilidad y Destrezas, S.A. de C.V., ubicadas en el municipio de San Pedro Garza García, en el estado de Nuevo León.

El primero que arribó a las oficinas fue Antonio Cuauhtémoc Ramírez Voguel, junto con 4 personas, todas ya con orden de aprehensión liberada por un juez federal.

Esta persona le comunicó a Cardona Calderón, según consta en la denuncia presentada, que acudía por instrucciones de Luis Armando Jerezano para llevarlo a firmar un acta de asamblea para ceder la parte de sus acciones del Casino La Fortuna.

Luego llegó a la oficina Manuel Balderas Ramírez, exalcalde de Miguel Alemán, Tamaulipas, señalado por tener nexos con el crimen organizado.

"Vas a venir conmigo, cabrón, quieras o no. Y vas a hacer lo que yo te diga o se van a morir tus hijos. Nomás dime sí o no, para llamar al otro grupo que está ahí abajo".

La privación ilegal de la libertad de Cardona Calderón por parte de este grupo de personas fue filmada por las cámaras de seguridad de la Torre Vértice.

Cardona Calderón fue sacado de sus oficinas y traslado a la Notaría Pública número 35 de Monterrey, donde fue obligado a firmar las acciones del casino La Fortuna.

"¡Fírmalo pendejo! No te dije que lo leyeras", le gritó Manuel Balderas.

Luego lo llevaron al Casino La Fortuna, ubicado en el municipio de Monterrey, para que Cardona Calderón entregara la posesión del inmueble.

El casinero presentó la denuncia el 24 de mayo del 2012 en la Procuraduría General de Justicia del Estado, que abrió la averiguación 81/2012-IV-3D.P, en contra de Jerezano Treviño.

La Procuraduría exoneró a los inculpados y un año después detuvo a Cardona Calderón, junto con su hermano Pedro y su socio Jesús Andrés González acusados por despojo de inmueble.

Dos años después fueron liberados por falta de pruebas, pero la jugaba ya estaba hecha para Jerezano Treviño.

Hoy dos años después, después de la investigación de la SEIDO, el caso es todo lo contrario: el que tiene la orden de aprehensión en su contra es Luis Armando Jerezano Treviño.

Hace dos años la DEA, ya investigaba a Luis Armando Jerezano por sus presuntos nexos con el narcotráfico, y rastreaba el origen de un millón de dólares que Jerezano y su esposa recibieron de un abogado vinculado con el crimen organizado. Las autoridades norteamericanas incautaron la cuenta bancaria que Jerezano y su esposa compartían en un banco en la ciudad de Mc Allen, Texas.

Este dinero había sido transferido por el abogado Enrique Adolfo Gutiérrez Falcón, relacionado con Juan García Ábrego, exjefe del Cártel del Golfo.

Gutiérrez Falcón se desempeñaba como representante legal de Juan Chapa Garza, operador financiero del narcotraficante hoy encarcelado en los Estados Unidos.

Las operaciones entre el abogado y Jerezano Treviño se realizaron en una sucursal del banco IBC, ubicada en La Plaza Mall, en McAllen, Texas.

El exjuzgador federal reconoció a Gutiérrez Falcón a finales del mes de octubre de 2006, cuando Jerezano Treviño era titular del Juzgado Cuarto de Distrito en La Laguna, con residencia en Torreón, Coahuila.

En ese tiempo concedió un amparo y la protección de la justicia federal a Juan Chapa Garza, acusado de delitos contra la salud, para recuperar los bienes que la PGR le había asegurado cuando lo detuvieron y extraditaron a Estados Unidos.

Gracias al fallo de Jerezano, la PGR tuvo que regresar las propiedades aseguradas al operador financiero de Juan García Ábrego.

Una de ellas fue el fraccionamiento "Las Margaritas", ubicado en Saltillo, que Jerezano Treviño resolvió devolver al extraditado el 2 de septiembre de 2007.

A raíz de la publicación de Reporte Indigo sobre que la DEA investigaba a Jerezano Treviño, el Consejo de la Judicatura Federal lo denunció ante la PGR, una investigación que sólo terminó con la suspensión de forma definitiva de Jerezano Treviño como juez federal el año pasado.


 

 

Fuente:www.reporteindigo.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner