"No Nos Echan, Nosotros Nos Vamos"

La empresa a cargo de los servicios y explotación del hotel del complejo cordobés de Ansenuza, desmintió los dichos del titular de Lotería de Cordoba, Héctor Trivillin, acerca de la rescisión del contrato de concesión, al afirmar que "lo cierto es que no nos echan, nosotros nos vamos".

El abogado de la empresa Triple L, Luis Sassani, aseguró que Lotería "no tiene ningún cumplimiento para poder dar de baja el contrato".

"Ellos si están incumpliendo con el contrato y están intimados hasta el viernes para cumplir con lo acordado y con los pliegos", agregó en declaraciones a Cadena 3.

Trivillin dijo que el contrato con Triple L, la firma que opera desde el 22 de octubre de 2015 el hotel de Miramar, está "a punto de ser rescindido". Y fue más allá: "En breve, vamos a terminar nuestro vínculo con Triple L. Tenemos otro oferente interesado que nos hizo una propuesta que supera con creces el contrato actual".

El representante de Triple L reclamó incumplimientos por parte de la Lotería, como la cancha de golf, de tenis y la cocina, que según ellos nunca estuvieron terminados y en condiciones de funcionar. Y aseguró que, de las 60 habitaciones prometidas, sólo recibieron 30.

También dejó constancia a través de una carta documento de que no había conexión de gas, faltaban elementos del spa, y no funcionaban el grupo electrógeno ni las calderas. "Recién en abril nos entregaron la cocina completa, la cancha de tenis no existe y tampoco la de golf. Cómo vamos a atraer clientes de categoría si no podemos brindarles los servicios", aseveró Sassani.

Trivillin, por su parte, relativizó la queja. "La Lotería entregó las instalaciones como lo estipulaba el contrato", dijo.

Entre los puntos sensibles se destaca el valor de construcción de las 30 habitaciones que debe pagar el privado, pero cuyo costo luego debía ser reembolsado por la Lotería en un plazo de 12 meses.

Triple L argumenta que los 42.350.000 pesos que estimó para esa obra en octubre del año pasado quedaron desactualizados por el impacto que tuvo en los precios la devaluación de finales de 2015.

Por eso, la compañía pidió una redeterminación que elevó el valor que debía pagar la Lotería -que tiene que reembolsar el dinero- a 59.290.000 pesos. Sobre este punto, Trivillin fue tajante. "La Lotería no va a pagar esa cifra. Arquitectura resolvió que el valor del cerramiento de las 30 habitaciones es de algo más de 43 millones de pesos", afirmó.

Respecto de cómo y de quién se hará cargo de la construcción, Trivillin dijo que "está en análisis" y no descartó que la obra sea completada por cuenta de la Sociedad del Estado.

El convenio entre la Lotería y Triple L -controlada de manera mayoritaria por el empresario Bernardo Pedraza- tiene un tiempo de vigencia de 10 años.

A cambio de la explotación de todo el complejo, la Lotería acordó percibir un canon del 10% de las utilidades. Pero la mayor contraprestación es la construcción de las segundas 30 habitaciones que forman parte del proyecto completo del Ansenuza Hotel Casino & SPA.

El abogado Sassani culpó a Lotería de "cortar el diálogo". "Desde que está el nuevo directorio no hemos podido hablar con Trivillin". El letrado recordó que este viernes expira una intimación que, vía carta documento, le hizo el concesionario a la Lotería.

"Si no contestan hasta el viernes, el contrato va camino a caerse. Nosotros tenemos intenciones de construir las 30 habitaciones que faltan para hacer rentable al hotel, pero las autoridades no tienen esa voluntad", resumió Sassani.


 

 

Fuente:www.lavoz.com.ar y www.cadena3.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner