Once Meses Con Baja De Apuestas En Panamá

Durante el primer semestre del año, la Junta de Control de Juego de Panamá (JCJ) contabilizó apuestas por 1.107 millones de dólares, lo que representa una caída del 15%, respecto a los U$S 1.307 millones de igual período del pasado año.

Ya son 11 meses de resultados negativos para la industria por la caída en las apuestas, que se hace más profunda con el pasar de los meses y en el corto plazo no se vislumbra un cambio de tendencia.

En términos absolutos la disminución representa una reducción de 200 millones de dólares.

La mayor disminución se registró en las apuestas que manejan las máquinas tragamonedas tipo A, que son aquellas que aceptan múltiples apuestas por cada jugada.

Aunque estos equipos funcionan en los casinos que operan en hoteles con más de 300 habitaciones, este negocio es controlado por la empresa Gaming & Services de Panamá, que tiene bajo concesión 29 salas de apuestas en todo el país.

En el primer semestre se apostaron 959.7 millones de dólares en máquinas tipo A, una reducción interanual de 146.5 millones de dólares.

Esta tendencia negativa se inició un mes después (junio 2015) de que el Gobierno comenzó a cobrar el impuesto a las apuestas que se estableció para obtener los fondos que servirían para financiar el aumento a los jubilados y pensionados del país.

El impuesto se aplica al servicio que ofrecen los establecimientos de juego, yno importa si la persona gana o
pierde. El tributo se cobra cuando el jugador cambia sus fichas o monedas en la caja del centro de juegos.

Ante el bajón en las apuestas, debido a la menor concurrencia de apostadores, se registraron más de do mil despidos, y no se descarta que de mantenerse esta tendencia, algunos locales disminuyan su horario de operación o cierren permanentemente sus establecimientos.

La Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá (Asaja) contrató un estudio para analizar el impacto que ha tenido el impuesto de 5.5% sobre la industria de juegos de azar. Los resultados del informe ya fueron entregado al Gobierno.

El secretario de la JCJ, Eric Ríos, comentó que la diferencia entre el primer semestre del año, con el mismo periodo del año pasado, podría ser producto de que la población posee mayor control del dinero que destina al esparcimiento a través de los juegos.

"Es importante destacar que durante los primeros seis meses del año 2015, aún no se aplicaba el impuesto selectivo de 5.5%, ya que no fue hasta la última semana del mes de junio de 2015 que se inició la aplicación del mismo", añadió.

Agregó que JCJ mantiene las puertas abiertas a las conversaciones con los Operadores de juego de azar para evaluar los impactos que podrían darse.


 

 

Fuente:www.prensa.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner