Lotería Nacional No Controlaba Las Tragamonedas

De acuerdo a un informe elaborado por la Auditoría General de la Nación (AGN), se determinó que las tragamonedas del Hipódromo de Palermo y del casino flotante de Puerto Madero, carecían de un control por parte de la Lotería Nacional, lo que impidió que se evitaran "posibles malversaciones de fondos que se destinan a instituciones con fines sociales".

Las conclusiones de la auditoría que fue realizada sobre la explotación de los juegos de maquinas electrónicas durante el año 2014, las dio a conocer el programa La Cornisa del periodista Luis Majul, donde los inspectores, técnicos especializados y auditores estuvieron trabajando desde febrero hasta julio de 2015 y encontraron "serias irregularidades", relató el titular de la AGN, Alejandro Nieva.

Se reveló que el Hipódromo de Palermo y los barcos casinos de Puerto Madero en práctica se controlaban a sí mismos. Los establecimientos de los empresarios Federico Achával y Cristóbal López cedían a Lotería Nacional, el sistema de control online de la misma empresa que provee las máquinas tragamonedas a los concesionarios.

Además, el concesionario Casino Club "poseía acceso físico y lógico a los discos en los que Lotería Nacional almacenaba información de las máquinas electrónicas, por lo que potencialmente podía tener acceso a las bases de datos". Esta situación es considerada "inadmisible" por el organismo de control ya que, según establece la normativa vigente, "ningún concesionario puede tener acceso a las bases de datos del organismo público que lo supervisa".

Otra de las irregularidades es que Lotería Nacional no controló los contadores (que determinan cuánto dinero ingresó, y cuánto salió por el pago de apuestas) de 313 máquinas del Casino Buenos Aires.

Se determinó que más de la mitad de las máquinas electrónicas carecían de un sistema de energía ininterrumpida. Así, ante un corte del suministro de energía eléctrica, se ponía en riesgo la información de la jugada en
curso. En otras palabras --precisó el informe-- no se cumplía con el protocolo de hacer ganar un jugador después de una serie determinada de apuestas.

En 2014, los legisladores Paula Olivetto, Maximiliano Ferraro y María Inés Gorbea presentaron una denuncia que cayó el en juzgado de Rodolfo Canicoba Corral. El juez cerró la causa en tiempo récord: ocho meses después. Lo hizo luego de pedirle una auditoría a la Universidad Nacional de la Plata, el mismo organismo encargado de validar las acciones del laboratorio que certifica la calidad de las máquinas tragamonedas de Casino Club. Los legisladores apelaron la decisión, haciendo hincapié en que se necesitaba otra auditoría.

El expresidente de Lotería Nacional es Roberto Armando López, quien actualmente ocupa el mismo puesto en el gobierno de la provincia de Santa Cruz.

Con esta nueva auditoría de la AGN, ahora la diputada nacional Elisa Carrió la usará para ampliar la denuncia sobre la causa de 2008 caratulada asociación ilícita, que tramitan el fiscal Gerardo Pollicita y el juez Julián Ercolini.

En la causa aparecen mencionados, como parte de la asociación ilícita, decenas de altos ex funcionarios y poderosos empresarios vinculados al kirchnerismo, además de la actual gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, que fue incorporada en la denuncia porque al momento de que se produjeran las presuntas irregularidades, ella era ministra de Desarrollo Social, el área de la que depende, entre otros entes, la Lotería Nacional.

El informe de la AGN


 

 

Fuente:www.lanacion.com.ar y www.clarin.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner