Apuestas Clandestinas Y Maltrato Animal En Mar Del Plata

Entidades protectoras de animales confirmaron que en el partido bonaerense de General Pueyrredon, casi todos los fines de semana se realizan riñas de gallos, peleas de perros, y carreras de galgos, que combinan apuestas clandestinas y maltrato animal. Aseveran que los encuentros cuentan con la connivencia de sectores que deberían controlar estas actividades prohibidas y penadas por ley.

La Asociación Pro Ayuda al Animal Abandonado (Apaaa), al igual que otras asociaciones, lleva un registro de las denuncias efectuadas y puedieron corroborar por lo menos cuatro o cinco lugares en barrios periféricos de la ciudad de Mar del Plata, en los que estas prácticas se repiten. Argumentan además que no obtuvieron respuesta a las denuncias telefónicas realizadas a la policía.

La información de las denuncias, como así también algunos testimonios, forman parte de un expediente que formó el defensor del pueblo Fernando Rizzi, quién ayer concretó una presentación a la Fiscalía General, con un pedido de análisis y de acción.

"Continuamente nos llaman al contestador de la entidad o se acercan a nosotras en las jornadas de adopción, con denuncias de estas actividades ilegales", indicó Graciela Ríos, referente de Apaaa. Junto a otras voluntarias acudieron a los lugares y confirmado los eventos. "Hemos hecho denuncias, llamado a la policía, pero no ha pasado nada", indicó.

Según pudieron confirmar "hay riñas, peleas y últimamente también carreras de galgos, todos los fines de semana. Algunos de estos eventos comienzan el sábado a la mañana y siguen hasta el otro día", apuntó. Si bien van variando los puntos de encuentro, "hay denuncias coincidentes en los barrios Hipódromo, Autódromo y Jorge Newbery, entre otros, de distintos puntos de la ciudad".

"Hay una red de personas que están en el tema y se van avisando. A veces pasa que cambian el lugar sobre la marcha", reconoció. "Hemos visto, en los lugares de esos eventos, autos nuevos y caros y camionetas importantes".

Ríos aseguró que hace tiempo viene pidiendo intervención estatal en el tema. "Creen que no, pero hay mucha gente preocupada por el tema, que incluye maltrato animal, pero también hay un tema de apuestas ilegales. Hay que hacer algo", señaló.

La referente reconoció que solicitó reuniones con el titular de la Policía local, Fernando Telpuk, "pero nunca nos convocó. La única vez que le pudimos plantear el problema fue en una
reunión a la que también había sido invitado, pero después de eso, tampoco nos llamó".

Ríos indicó que "nosotras recibimos los datos, llevamos un registro, hacemos vigilancia, hasta nos exponemos físicamente, hacemos las denuncias, pero más no podemos hacer porque no tenemos poder de policía", indicó.

"De todas formas no hace falta una denuncia para que un fiscal actúe de oficio en este tema porque la ley de protección de los animales, la 14.346, tiene alcance penal". También señaló que el Estado municipal tiene poder de actuación, a partir de la ordenanza 22031.

Ríos reconoció que "el único que nos ha escuchado es el defensor del pueblo y a través de él esperamos poder llegar al fiscal para atacar esta problemática. Esto no debería existir, es una práctica violenta, prehistórica".

Aseguró que a los gallos los hacen pelear hasta la muerte y que a los perros "cuando no les sirven más los abandonan". En el caso de los galgos, "hemos encontrado varios abandonados, en muy malas condiciones, con las patas muy lastimadas", signos de que han sido entrenados y participarono de carreras".

El defensor del pueblo, Fernando Rizzi, confirmó que ya conformó un expediente en relación a la denuncia de las entidades protectoras de animales y que ayer elevó una presentación al fiscal general Fabián Fernández Garello. "Es un tema que, para que se resuelva, requiere que se involucre la Justicia" reconoció el funcionario.

Coincidió en que "es una cuestión que involucra el tema del maltrato de los animales, que no es menor, pero también un delito, una actividad prohibida como son las apuestas ilegales". Y reconoció que "cuando se habla de estos temas muchos piensan en alguna provincia u otro país, pero esto está pasando cerca de nuestras casas".

"Hay un circuito -agregó-, para estas actividades ilícitas, se maneja, presumiblemente, mucho dinero, connivencia y organizaciones mafiosas. Esperamos que el tema se asigne a un fiscal y que sigan sumándose denuncias, testimonios, a través del programa de testigos protegidos".


 

 

Fuente:www.lacapitalmdp.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner