Traslado Del Casino: Impugnan Asamblea Por La Venta De Tierras

Por considerar que fueron excluidos del padrón institucional del Club Sol de Mayo de Viedma -lo que les impidió votar en la asamblea que avaló la venta parcial de tierras a la empresa Crown Casino-, un grupo de socios presentó una impugnación a ese plenario ante la Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia de Río Negro.

La exposición ante el organismo de control pone de manifiesto que el 13 de junio pasado se remitió una nota a la Comisión Directiva, que preside Adán Valdebenito, solicitando el listado para asegurar que todos los miembros tenistas estén asociados.

Al no haber respuestas, se reitero el petitorio, y en una nueva nota del 26 de agosto se solicitó a Valdebenito que les confirme su inclusión, y en caso de un necesario reempadronamiento, se les informe fecha, lugar y hora para cumplir con el requisito de la afiliación respectiva.

La presentación indica que ante una nueva falta de respuestas, se envió el listado propio a fin de su actualización del empadronamiento que tampoco tuvo contestación.

El grupo, encabezado por Pablo Bustelo de la Riva entre otros, indicó que se enteró en forma casual del plenario realizado el 16 de noviembre pasado en el que se aprobó por mayoría la venta de dos hectáreas del complejo deportivo.

Frente a esa situación, ese día se presentó a la sede en la que se debatió el controvertido tema, allí les informaron que no podía participar debido a que no figuraban en el listado de socios.

Los tenistas consideraron que "la decisión de enajenar una parte sustancial del patrimonio merecería la adopción de actos internos preparatorios, serios, transparentes y convocados con suficiente antelación" como para que "todos pudieran participar libremente".

Pidieron tener presente que entre los excluidos hay 95 socios, y "mas aun contando con una gran parte de la población en total disconformidad". Por esta cuestión puntual, elevaron copias de notas dirigidas a los gobiernos provincial y municipal, Legislatura y Lotería de Río Negro que controla el juego de azar; con lo cual interpretaron que "la seriedad del acto societario resultaba de vital importancia".

Este conjunto de socios que acudió al plenario también labró acta mediante escribano público, para dejar sentada su posición contraria a lo actuado por la comisión directiva de esa institución.

De acuerdo al anuncio oficial, participaron de la asamblea cerca de 130 socios, casi el 50% del padrón, y en su gran mayoría respaldaron el proyecto de venta y mejoras en el resto del complejo deportivo.

En el lugar, la empresa Crown Casino proyecta la instalación de su sala de juegos, además de la construcción de un hotel cinco estrellas, un salón de eventos y un patio de comidas, entre otras dependencias.

Como forma de pago para el club local, la empresa concesionaria del juego en la provincia realizará un pago en efectivo y distintas obras en el resto del complejo, como la relocalización de la cancha de rugby y de las dos de césped sintético para fútbol reducido, el cerramiento y climatización de la pileta, y la construcción de una nueva cancha de fútbol, que incluyen vestuarios, dependencias y tribunas.

Además, tiempo atrás el municipio pidió que se contemple en el ambicioso proyecto la apertura de la calle Aceto hasta la costanera y mejoras sobre Misiones Salesianas. El conjunto de obras sería ejecutado en un plazo de casi dos años.

Por su parte, en el Concejo Deliberante se reunió la Comisión de Gobierno para debatir el Proyecto de Ordenanza presentado por el PS, que prohíbe la habilitación de casinos en el ejido de Viedma, exceptuando El Cóndor.

Desde la Concejalía Socialista de Viedma, se ve con preocupación el futuro de las tierras del Club Sol de Mayo, cuya reducida asamblea, decidió la venta de una porción de tierra, con el que aseguran se trata de impacto social y ambiental negativo para la ciudadanía y la capital provincial.

En la mencionada Comisión, sólo el Frente para la Victoria estaba en condiciones de darle dictamen al proyecto, con modificaciones -cabe destacar que la concejal Mariana Arregui, sólo participa de tal comisión con voz, sin voto-. Los votos no alcanzaron y se deberá seguir trabajando para generar los consensos necesarios. Ante esta situación "volvemos a solicitarle al señor Intendente que no avance con el proyecto del Casino en el Club Sol de Mayo, ya que sería desoír a los y las representantes de la ciudadanía de Viedma que han sido elegidos a través del voto", expresó la concejal.

El pasado mes de octubre, en una misiva enviada al intendente José Luis Foulkes, con las firmas de concejales del FpV y Mariana Arregui, se le solicitaba "no proceda a realizar ningún tipo de autorización y/o habilitación provisoria ni definitiva de salas de juegos, casinos o similares sin la previa intervención del Fiscal Municipal y del Concejo Deliberante". El Fiscal se expidió, falta la voz del Concejo Deliberante de Viedma.


 

 

Fuente:www.rionegro.com.ar y appnoticias.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner