Las cifras fueron dadas a conocer por la Secretaría de Acompañamiento Económico (SEAE), dependiente del Ministerio de Hacienda de Brasil, que indicó que la baja se produjo principalmente por la caída de la actividad económica producida en el 2016.

Asimismo se informó que fueron transferidos 5,03 billones de reales a áreas consideradas como prioritarias como el deporte, la cultura, y la seguridad social.

Entre otros sectores beneficiarios, el deporte nacional recibió R$ 950 millones que fue asignado al Ministerio de Deportes, a los Comités Olímpico y Paralímpicos, la Confederación Brasileña de clubes y clubes de fútbol. La seguridad social recibió R$ 2,1 billones; el Fondo Nacional de Cultura (FNC) R$ 359 millones; el Fondo Penitenciario R$ 385 millones; El Programa de Financiamiento Estudiantil de Educación Superior (FIES) R$ 1,2 billones; y la Associação dos Pais e Amigos dos Excepcionais (Apae) y la Cruz Roja recibieron R$ 8,9 millones.

Además de estos destinos sociales, el gobierno brasileño recogió directamente del impuesto sobre los premios pagados una suma de R$ 1,07 billones, de modo que del total de ingresos de las loterías, R$ 6.1 billones fueron asignados a las arcas del Tesoro nacional.

En los últimos cinco años, la recaudación de Loterías Federales presentó el siguiente comportamiento, en términos nominales y como en porcentaje del PIB: en el 2012 R$ 10,5 billones (0,21% del PBI); en el 2013 R$ 11,4 billones (0,21% del PBI); en el 2014 R$ 13,5 billones (0,24% del PBI); en el 2015 R$ 14,9 billones (0,215% del PBI); en el 2016 R$ 12,8 billones (0,21% del PBI).