Conflicto Entre Hipódromo De San Isidro Y Propietarios De Caballos

Profundo malestar provocó entre los propietarios de caballos, la decisión de la comisión de carreras del Hipódromo de San Isidro de descontarles del premio, el costo de $ 2.500 más IVA del examen de antidoping que se les hace a los caballos tras cada competencia.

Lucio Fernández, titular del stud Luna Negra, fue uno de los primeros en exteriorizar su enojo: "Anoté bajo otras reglas. Mi caballo no va a correr porque lo retiro y, además, exijo que no me den la suspensión de 15 días (por no presentarlo), ya que cambian las reglas de juego. Sin propietarios no hay actividad. Entre todos tenemos que evitar que maten a la gallina de los huevos de oro. Si no actuamos, nos llevan puestos con intereses mezquinos que no responden a la actividad".

En los últimos meses, según consigna el diario La Nación, el hipódromo de San Isidro intentó cobrar inscripciones en todas sus pruebas y pagar premios según la cantidad de competidores, pero ambas situaciones fueron abortadas. También, hacer una carrera para caballos del interior con un costo de $ 50.000 por anotación, pero nadie se inscribió. Desde el hipódromo aseguran que son intentos de contrarrestar la reducción de ingresos en concepto de subvención que llega desde la Lotería provincial.

Este mes, el cheque será de 27.000.000 de pesos, un millón menos que el de enero de 2016. "El 70% va a premios y se suma un 9% de lo que se juega. El Jockey Club dijo basta. No podemos perder más plata", explicaron los dirigentes.

Sin exámenes antidoping, las carreras no serían oficiales y todo quedaría desvirtuado. Incluso, en caso de que
sucediera, cualquiera de los hipódromos bonaerenses perdería los ingresos por la Ley del Turf. Antes, el hipódromo tenía ese gasto incorporado a los que solventa con el 30% restante del subsidio, pero ahora no.

"El día en que los hipódromos tomen medidas para aumentar los ingresos genuinos seré el primero en aplaudir, pero viven trasladando el problema", dijo Juan Rodríguez Salto, veterinario de Santa Inés.

Para Amílcar Garzía, director del haras Pentágono, existe un contrapunto: "Estamos todos de acuerdo en que esto así no va. Entonces, ¿para qué siguen anotando? Por un lado, veo los programas con muchos más caballos que en Palermo y todos se quejan de la categoría Alternativa [por 50% del premio], pero igual anotan. No creo que en las apuestas se note; la gente juega igual".

Manuel Grioni tiene sus caballos en Santa Fe. "Tengo una yegua para correr el miércoles y hay que hacer 500 kilómetros. Es caro el flete como para ir al p...", protesta. Su voz tiene mucho eco: gran parte de los anotados en San Isidro, Palermo y La Plata están alojados lejos de sus villas hípicas.

Desde Propietarios se informó que se hizo saber al hipódromo de la preocupación sobre el tema y Pablo Piffaretti, presidente de la comisión de carreras, pidió hasta pasado mañana para darles una respuesta.


 

 

Fuente:www.lanacion.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner