Debut Y Despedida: Abren Bingo Y A Los Pocos Días Lo Clausuran

La policía de la ciudad brasileña de Porto Alegre, capital del estado de Río Grande del Sur, junto con autoridades judiciales, cuerpo de bomberos, y funcionarios municipales clausuraron este martes por la tarde el recientemente abierto Bingo Coliseu e Roma en la Avenida Princesa Isabel, que había iniciado actividades el pasado 13 de enero.

Durante el operativo se imcautaron las placas madre de más de 100 tragamonedas y dinero en efectivo por R$ 11.500.

Cuando los agentes llegaron al lugar, cerca de 200 personas, la mayoría de la tercera edad, estaban jugando en esa casa de juego. Tras un momento de agitación, y descontentos con la interrupción del juego, muchos abuchearon la presencia de la policía civil, que optó por evacuar a los asistentes de ese recinto

El Coliseu e Roma se reabrió el 13 de enero después de las órdenes de la Corte Penal de Apelaciones de Rio Grande do Sul (TJ-RS) que indicó que la operación de juego ya no se considera un delito penal. Teniendo en cuenta este hecho, además de la pérdida de efecto de una medida provisional de 2004 que prohibió los bingos en el país, el propietario y el abogado del establecimiento entendieron que la casa podría volver a abrir legalmente sus puertas.

Esta interpretación no contó sin embargo aceptación en las autoridades. El juez de recurso en materia penal Edson Jorge Cechet, dijo que la desclasificación del juego como ilícito, no autoriza la apertura automática de casas de juego
de azar.

El artículo 50 de la Ley de delitos penales encuadra al bingo y a las tragamonedas. Esta ley no fue derogada, por lo que la prohibición del juego en Brasil sigue vigente, explicaron las autoridades.

Durante el operativo, también se detectó que el establecimiento no tiene licencia del municipio y del Departamento de Bomberos respecto a un Plan de Prevención y Protección contra Incendios. Por estas razones, la División de Inspección de la ciudad anunció la prohibición del lugar por "riesgo inminente para la vida y la integridad física de los usuarios".

El abogado Luis Laertes Gschwenter anunció que presentará orden judicial para tratar de reabrir el bingo.

"Es una afrenta al Estado de Derecho democrático. Es una aberración todo el aparato de la policía aquí, dejando de combatir la verdadera criminalidad", protestó Gschwenter.

"Si no es un crimen, el sector privado no puede ser perseguido. Y si no hay ninguna norma que regula el sector, es el momento de que Brasil, el Congreso y el fallo del Tribunal Supremo hagan algo al respecto", agregó.


 

 

Fuente:zh.clicrbs.com.br

 

 


 
Banner
Banner
Banner