Destruyen Ocho Mil Equipos Que Operaban De Forma Ilegal

El ministerio de Hacienda de la República Dominicana destruyó más de 8.000 equipos de juego que eran utilizados en operaciones de apuestas ilegales como tragamonedas, routers, televisores, celulares, monitores e impresoras.

El director de Casinos y Juegos de Azar del Ministerio de Hacienda, Oscar Chalas, explicó que los equipos confiscados en 1.376 bancas de apuestas funcionaban sin la debida autorización en distintos puntos del país.

Se trató de 663 máquinas tragamonedas de colmados; 153 tragamonedas de bancas deportivas y casinos; 2.138 monitores; 2.053 impresoras; 1.950 teclados; 733 routers; 251 equipos para pago electrónico; 254 cpu,y 100 inversores.

"Por disposición del ministro de Hacienda, de los equipos incautados, 1.936 unidades serán donadas a 10 instituciones sin fines de lucro que ejecutan programas educativos en barrios y comunidades vulnerables ubicados en distintos puntos del país", dijo Chalas.

Previo a la destrucción Chalas aseguró que se trata del mayor desguace de equipos ilegales en la historia del Ministerio de Hacienda, y de la segunda operación de este tipo que se realiza en la gestión del ministro Donald Guerrero Ortiz.

Tanto la incautación de tragamonedas como el cierre de los establecimientos que operaban ilegalmente se realizaron en virtud de las atribuciones que otorgan al Ministerio de Hacienda las leyes No. 494-06, del 27 de diciembre de 2006 y No. 96-88, del 31 de diciembre de 1988, así como el Decreto No. 489- 07, que aprueba el Reglamento Orgánico del Ministerio de Hacienda.

"Durante los operativos, los cuales se realizaron en los meses de diciembre de 2016 y enero y febrero de este año, fueron clausuradas 1.251 bancas de apuestas y notificadas 125. El total del dinero retenido en los operativos fue de RD$ 1.590.253, recursos que fueron entregado a la Tesorería Nacional", puntualizó el director de Casinos.

Aclaró que fuera de los casinos o de las bancas de apuestas deportivas, la instalación de máquinas tragamonedas constituye un negocio clandestino e ilegal que genera en los menores adicción a las apuestas.

Chalas manifestó que el llamado a las empresas es que dejen de violar la ley, ya que en la actualidad las consecuencias son severas.

"Las sanciones, las cuales se realizan en coordinación con la Procuraduría General de la República, son drásticas para los violadores de las leyes, debido a que los niños son los principales afectados, porque se pueden volver adictos a los juegos", indicó.

El funcionario expresó que hay penalidades que conllevan a prisión de tres meses a dos años.

"Aparte de ser llevado a prisión, también están las multas, las cuales rondan los RD$ 100.000, para quienes tengan maquinarias operando de forma ilegal y sobre todo, siendo utilizadas por menores de edad", puntualizó.


 

 

Fuente:www.listindiario.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner