El acuerdo además de reforzar las tareas que comenzarán en el predio de Montes de Oca, marca el inicio de una política de reutilización de las instalaciones, a fin de hacer un mejor aprovechamiento de las 24 manzanas con las que cuenta.

García Zalazar anunció que las tareas de remodelación comenzarán aproximadamente en cuatro meses. “Otro de nuestros objetivos es mejorar el riego y la superficie de espacios verdes, ya que es un pulmón verde muy importante que hay que aprovechar”, agregó.

El plan tiene etapas a mediano y largo plazo que implicarán, en principio, una inversión de 8 millones de pesos que serán derivados a la comuna a través del Plan de Infraestructura Municipal de la provincia.

“Queremos un espacio donde grandes y chicos puedan disfrutar del entorno, practicar algún deporte, asistir a un espectáculo en vivo o contemplar una obra de arte”, dijo el intendente.

Canale explicó que “la idea es trabajar con un plan en un futuro de 10 años. Tenemos previsto contar con una cancha de usos múltiples antes de fin de año”.

El proyecto contempla adecuar este gran predio de 54 hectáreas con la instalación de canchas de fútbol y rugby, ampliación de los espacios verdes con la mejora del arbolado existente e incorporar ejemplares de diversas especies, de manera que sea posible contar con un entorno más apto para hacer ejercicios, pasear o simplemente, caminar al aire libre. Nueva iluminación interior y exterior, sistema de riego por aspersión y mejoras en el cierre perimetral son algunos de los trabajos a encarar.

“Priorizamos este proyecto porque consideramos que el Hipódromo es un espacio muy adecuado para destinarlo al uso comunitario y de clubes”, destacó García Zalazar.

Por el momento, el Hipódromo de Mendoza tiene un calendario de carreras y las instalaciones se utilizan sólo para el entrenamiento de los caballos y el funcionamiento de la escuela de equinoterapia. “La idea es ampliar los usos para que la sociedad en general pueda aprovechar del espacio que ofrece el predio”, apuntó Canale.

El proyecto tiene un plazo de tres años, aunque hacia fines de 2017 se espera contar con las canchas de usos múltiples habilitadas.