Operadores De Juego Fueron Víctimas De Expareja De Evo Morales

Tres operadores de casas de juego en Santa Cruz, Bolivia, figuran entre las víctimas de la estafa perpetrada por Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales y exgerente comercial de la empresa china CAMC, que junto con Sigfredo Antelo y Wálter Zuleta, pidieron dinero a cambio de hacer avanzar una ley de juegos de azar, que supuestamente estaba en trámite.

Las presuntas víctimas deben presentarse a declarar ante el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción que lleva adelante el juicio por legitimación de ganancias ilícitas y otros cinco delitos en contra de Zapata.

Hovsep Assef Gonzales, uno de los convocados a las audiencias, afirmó en su declaración a la Fiscalía que entregó 50.000 dólares a Zapata para tramitar la supuesta ley que le permitiría retomar las actividades de casas de juegos en Santa Cruz; indicó que al darse cuenta del timo trató de pedir el reembolso del dinero, pero solo recibió U$S 30.000.

En el caso de Fernando Ramos, otro de los afectados, relató que fue contactado por Sigfredo Antelo, conocido como "Pico", quien le dijo que conocía a una mujer de mucho poder e influencia con el Gobierno y que se preparaba una ley de casas de juego. Seducido por la idea dijo que entregó U$S 10.000 para el trámite, dinero que no volvió a ver hasta el día que, a través de los medios de comunicación, supo que la mujer fue detenida acusada de varios delitos.

Lo mismo ocurrió con Javier Lozada Guzmán, quien declaró ser propietario de la casa de juegos Flamingo. Afirmó que Antelo, Zuleta y Zapata le pidieron el 70% de la participación de su negocio para los gestores del supuesto proyecto de ley, pero este no aceptó y sospechó que sería un timo, alargó los encuentros y, finalmente, supo que habían sido atrapados por la Policía.

Los tres afectados declararon que Zapata los citaba incluso
en el hotel Radisson, de La Paz, que está en la misma calle donde funciona la Unidad de Apoyo a la Gestión Social (UAGS), y también mencionaron reuniones en las oficinas del abogado Walter Zuleta.

Tanto "Pico" Antelo como el abogado Wálter Zuleta están prófugos.

De acuerdo con los documentos del juicio que se ventila contra Gabriela Zapata y otras cinco personas, la Fiscalía presentó hasta el momento solo un informe de la empresa Telecel para verificar el cruce de llamadas entre la principal acusada con un número que no corresponde a otros acusados.

El exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana presentó su equipo celular en abril de 2016 para que se realice una pericia y descartar que hubo comunicaciones entre él y la expareja del presidente boliviano Evo Morales, esa pericia informática nunca fue solicitada y los fiscales informaron que no se encontró nada en esos equipos.

Hasta el momento, la Fiscalía entregó 52 pruebas documentales al Tribunal, el 90% en contra de Zapata.

El 28 de febrero, Zapata fue enviada a la cárcel de Mujeres de Obrajes. Por su seguridad, fue trasladada al penal de máxima seguridad de Miraflores, acusada por los delitos de uso indebido de bienes y servicios, uso de influencias, contribuciones y ventajas, legitimación de ganancias ilícitas, entre otras tipologías penales.


 

 

Fuente:www.eldeber.com.bo

 

 


 
Banner
Banner
Banner