Operadores Ratifican Tráfico De Influencias

El juicio oral que se sigue a Gabriela Zapata, exnovia del presidente de Bolivia, Evo Morales, continúa con la declaración de los testigos de cargo presentados por el Ministerio Público. La mujer estaría involucrada junto a otros socios, en maniobras donde se pedía dinero a empresarios del juego, a cambio de favorecer cierta situaciones por su supuesta influencia en organismos oficiales.

La Fiscalía presentó ayer a cuatro testigos para fundamentar la acusación en contra de Zapata y otros ante el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción, que considera el juicio por legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de instrumento falsificado, falsedad ideológica, entre otras acusaciones.

Dos testigos acusaron al abogado Wálter Zuleta y al exsocio de Zapata de pedir dinero a cambio de "favores". Usaban la "influencia" de la exnovia del presidente y exejecutiva de la firma china CAMC.

Los nombres de Sigfredo Antelo y Wálter Zuleta, el primero socio de Gabriela Zapata y el segundo abogado y pareja de la exgerenta de la empresa china, fueron los más mencionados en la tercera semana del juicio por legitimación de ganancias ilícitas que enfrenta Zapata y otras cinco personas en la ciudad de La Paz.

De los cuatro testigos que declararon ayer, dos, Hovsep Assef Gonzales y Fernando Ramos Ramírez declararon que fueron contactados por "Pico" Antelo y luego entregaron dinero a Wálter Zuleta, ambos casi en las mismas circunstancias.

Ramos Ramírez declaró que conoció a Antelo en Santa Cruz y le dijo que él conocía a una mujer de mucha influencia en el Gobierno y que podían solucionar su problema, que consistía en obtener licencia de funcionamiento para una casa de juegos. Según el testimonio, Ramos Ramírez entregó la suma de U$S 10.000 a Antelo y nunca recuperó ese dinero.

Afirmó que no habló con Zapata, pero que Antelo lo citó en la zona sur de La Paz, donde le mostró a Zapata a bordo de un
automóvil. Gabriela Zapata dijo desconocer a Ramos, que nunca los presentaron y reveló que Antelo abusó de la confianza que ella le había brindado.

El siguiente declarante fue Hovsep Assef, quien también señaló que fue contactado por "Pico" Antelo, quien le ofreció crear una nueva ley de juegos de azar en Bolivia y que la gestora sería una mujer de mucha influencia. Lo citó en La Paz y cuando estuvo en esa ciudad, fue a la oficina de Cristina Choque donde estaban Zapata, Choque, Zuleta y Antelo, a quienes explicó su propuesta para formar una Cámara de casas de juego.

Después de un tiempo, Antelo lo volvió a llamar para decirle que su proyecto avanzaría y que debía entregar U$S 50.000 para gastos de tramitación; Assef Gonzales dijo que dejó el dinero a Zuleta, en presencia de Zapata, en la oficina del abogado.

Igualmente no resolvió el supuesto trámite y Zapata lo citó a su casa para decirle que también tenía el mismo problema con Zuleta; añadió que había al menos cuatro dueños de casinos que estaban interesados en ese presunto trámite y después sospechó que había sido engañado.

El fiscal Ayala admitió que no hubo una investigación más minuciosa en torno a Sigfredo Antelo, e insistió en que después de este juicio se puede abrir otra investigación.

Eduardo Velásquez Suárez, ex funcionario de la ABC, también declaró y ratificó que Zapata le presentó el certificado de nacimiento para ser atendida, aunque dijo que en su oficina se brindaba información a toda persona interesada y que la exgerente de CAMC se presentó como cualquier persona.


 

 

Fuente:www.eldeber.com.bo

 

 


 
Banner
Banner
Banner