Otro Imputado En La Causa Del Casino De Tupungato

En la causa que se investiga el sospechoso robo de 3 millones de pesos al anexo del Casino de Mendoza en el departamento de Tupungato, se sumó ahora un nuevo detenido. Este viernes se definirán si los otros cinco imputados recuperan su libertad.

Un empleado de mantenimiento del establecimiento fue capturado por orden de juez de instrucción que lidera el caso, Oscar Balmes. Al igual que el resto de los sospechosos, el hombre fue imputado en calidad de partícipe primario por el delito de peculado, que prevé de 2 a 10 años de prisión.

Los investigadores del caso sostienen que una vez consumado el robo este hombre enchufó el UPS, un sistema que consiste en una fuente de energía auxiliar para el lugar en caso de cortarse la electricidad. Al mismo tiempo, activó la llave térmica de la cual dependen el reloj que registra el ingreso/egreso de empleados, las cámaras de seguridad y hasta los monitores. Luego le avisó a uno de los empleados de la empresa de seguridad privada Betec -quien está imputado-, sobre esta situación.

Fuentes judiciales vinculadas al caso también mencionaron que existe un malestar en el entorno del tesorero del casino detenido ya que, tal como sostiene su defensa, no era la única persona que estaba al tanto de la clave de seguridad que abría la bóveda. Incluso indicaron que las mismas cámaras de seguridad filmaban el teclado numérico, por lo
que cualquier persona podría haber estado al tanto de la contraseña.

Se espera que este viernes continúe la audiencia oral que comenzó el miércoles pasado, donde el juez Balmes decidirá sobre la recuperación de libertad que plantearon los cinco primeros imputados. En caso de negarse, el magistrado podría inclusive dictar la prisión preventiva, aunque tiene plazo hasta el 20 de abril para definir ese aspecto.

Si bien en un principio había trascendido que el robo fue de aproximadamente 2.900.000 de pesos, la Justicia confirmó el monto total del hurto en $3.002.800. El dinero fue sustraído sin ejercer fuerza física durante la madrugada del 29 de marzo pasado, cuando el casino se encontraba cerrado al público.

Los maladrones abrieron con llave la puerta de la tesorería, colocaron la clave de seguridad en la bóveda y se llevaron la recaudación de la semana. También cortaron la grabación de las cámaras de seguridad. Días después fueron detenidos e imputados el tesorero de la sucursal, dos empleados de la empresa de seguridad privada, un policía que cumplía servicios extraordinarios y un empleado administrativo.


 

 

Fuente:www.diariouno.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner