Alto Porcentaje De Dopaje En La Hípica Chilena

Desde que el laboratorio de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Chile, asumió el control de las muestras antidoping en la hípica del país trasandino, ya se detectaron 32 casos positivos en el Hipódromo Chile, el Club Hípico de Santiago, el Valparaíso Sporting y el Club Hípico de Concepción.

El año pasado, la hípica chilena comenzó a mejorar los sistemas de control antidoping, con la contratación de ese laboratorio que cuenta con máquinas de alta tecnología, y pueden detectar sustancias prohibidas con mayor precisión, incluso si fueron suministradas con varios meses de anterioridad.

De las últimas pruebas realizadas desde el pasado 20 de marzo, el caballo Sono Bianco Nero, que pertenece al futbolista Arturo Vidal, resultó positivo por clembuterol durante la jornada del viernes 24 de marzo en Blanco Encalada.

Según afirma Leopoldo Reyes, presidente del Consejo Superior de la Hípica Nacional, "no son pocos casos, pero también hay que considerar que hay profesionales que se repiten. Es decir, el mayor porcentaje de los entrenadores respeta el reglamento".

En efecto, son 19 los preparadores afectados. Las sustancias que más se repiten son el clembuterol (broncodilatador con efecto anabolizante) y la fenilbutazona (antiinflamatorio). Este último está permitido en la mayoría de las carreras en Chile, salvo las condicionales para dosañeros y los clásicos más importantes.

Buena parte de los entrenadores afectados alega inocencia y pidió las contramuestras, las cuales serán enviadas a Estados Unidos y cuyos resultados se deberían conocer el
próximo mes.

La agrupación de entrenadores del Hipódromo Chile solicitó que no hubiera sanciones puesto que "no ha existido de parte del nuevo laboratorio una información clara de la real capacidad de detección de medicamentos, lo que ha provocado a muchos de nuestros asociados caer involuntariamente en sanciones".

Al respecto, Reyes afirma que "hubo varias instancias para que los entrenadores se instruyeran". A la vez, descartó cualquier "perdonazo": "Existe un reglamento y se va a respetar".

El caso más complejo es el de Carlos Conejeros. Junto a su hermano Javier conforman el corral más exitoso del Hipódromo Chile en la última década, y desde el cambio de laboratorio ocho de sus caballos dieron positivo. "Ha habido irregularidades. De hecho, yo hace once años que no salía con un caso así, y Javier, hace seis", se defiende.

Antonio Abarca, por su parte, en 40 años de trayectoria solo había estado involucrado en un caso, en 2013, pero ahora su yegua Torrentela dio positivo. "Estoy dispuesto a todo con tal de demostrar mi inocencia. De hecho, voy a solicitar el ADN de la muestra para confirmar que sea de mi yegua", dice Abarca.

Sobre esto, Reyes cree que "si hay preparadores que pueden demostrar su inocencia, bienvenido sea".


 

 

Fuente:www.economiaynegocios.cl

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner