Acciones Conjuntas Para Combatir El Juego Ilegal En Entre Ríos

El Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social de Entre Ríos (IAFAS), conjuntamente con el Ministro de Gobierno y Justicia, y la Policía de esa provincia, se encuentran trabajando para integrar acciones a partir de la tipificación del juego clandestino como delito penal.

La consideración del juego clandestino como delito penal -no como contravención- fue producto de la reforma de la Ley de Ganancias que introdujo modificaciones al Código Penal.

En la reunión desarrollada días pasados, el Ministro de Gobierno de Entre Ríos, Mauro Urribarri; el Presidente del IAFAS, José Omar Spinelli; el Gerente General, Silvio Vivas; y el Jefe de la Policía provincial, Gustavo Maslein, pactaron políticas de cooperación y coordinación entre los organismos.

En el encuentro, que se llevó a cabo en Casa de Gobierno, Urribarri destacó que "trabajamos en relación a la aplicación concreta de la modificación del Código Penal, a partir de la implementación de un protocolo de funcionamiento en conjunto desde el Gobierno provincial, desde IAFAS como organismo oficial para la regulación del juego y desde la Policía de Entre Ríos en orden al cumplimiento de sus funciones".

El Ministro recordó que se lleva adelante con IAFAS "una agenda articulada en temas prioritarios de gestión como los aportes a la Economía Social o el Fondo Provincial para la Seguridad, y nos interesa continuar por este camino de forma conjunta".

Por su parte, Spinelli expresó que "nos ponemos a disposición del ministro de Gobierno y del jefe de Policía para llevar adelante campañas que pongan en conocimiento de todos los ciudadanos la penalización del juego clandestino,
que ya no es una contravención sino un delito penal con penas elevadas".

De la misma manera, el jefe policial Maslein, declaró "que esta política normativa indefectiblemente debe ir acompañada de otro tipo de estrategias que van desde el aspecto comunicacional hasta la implementación de medidas mancomunadas capaces de combatir el mercado irregular de apuestas".

Por último, el presidente del IAFAS manifestó que "combatir el juego clandestino es procurar que los beneficios, que se obtienen de las apuestas a través de los órganos oficiales, se vuelquen íntegramente a la acción social, en nuestro caso al deporte, la jubilación de amas de casa, al desarrollo social, salud y seguridad".

La reforma a la Ley de Ganancias estipula en el artículo 10 la incorporación al Código Penal del artículo 301 Bis que expresa que: "Será reprimido con prisión de tres a seis años el que explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente".

La modificación que se estableció a partir de este artículo, apunta a terminar con el juego clandestino como una de las actividades más naturalizadas en la comunidad, y que ahora es ilícita y prevé pena de cárcel.


 

 


 
Banner
Banner
Banner