Exfuncionarios Del IPJyC Deberán Devolver Dinero

El Tribunal de Cuentas de la provincia de Mendoza volvió a poner bajo la lupa a los exresponsables del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) por diferentes irregularidades detectadas en la contratación del servicio de limpieza. Las incongruencias en la rendición de cuentas saltaron a la luz al revisar la rendición del año 2014. En agosto del año pasado el órgano de control ya había formulado cargos contra las autoridades del casino, pero este viernes se agregó una nueva intimación para que reintegren 2.900.000 pesos.

El fallo 16.766 encuentra responsables solidarios a Carlos Bianchinelli (ex presidente del IPJyC), Federico Domínguez (ex Director), Miguel Bondino (ex Director), Carlos Cardone (Coordinador de Administración y Servicios), Gonzalo Javier Jeréz (Contador General) y Carina Andreoni (Contadora General). Entre todos ellos tienen 30 días para reintegrar el dinero a raíz de erogaciones que no pudieron justificar.

Todos ellos ya habían sido emplazados por el órgano de control en agosto del año pasado, luego de que por otra irregularidad administrativa se les ordenara reembolsar $3.084.113.

Concretamente los ex funcionarios fueron hallados responsables de no poder justificar el gasto de 6 millones de pesos en el ejercicio 2014.

Ambas sanciones están relacionadas a la contratación del servicio de limpieza de la empresa Masterful Srl. Alrededor de ese punto el Tribunal de Cuentas descubrió graves incongruencias en los balances, en los cuales no cuadraban ni la cantidad de horas que se abonaban a los empleados de limpieza, ni lo que se destinaba al concepto denominado "horas máquina". Este último ítem ni siquiera estaba comprendido en el contrato con la empresa.

La rendición del año 2014 llamó la atención del Tribunal de Cuentas, que en agosto emplazó a Bianchinelli, Domínguez, Bondino, Cardone, Jeréz y Andreoni para que devolvieran 3 millones de pesos ($2.5 millones más intereses) por no poder justificar la implementación del sistema de horas máquina. Al mismo tiempo, el fallo 16.633 abrió una pieza separada para que se profundizara la investigación en torno a la los balances presentados en concepto de horas hombre.

Finalmente, el tribunal determinó que existieron diferencias entre la cantidad de horas que se les abonaban a los empleados por mes, y las que se facturaban al IPJyC. En total, en el año 2014 Masterful Srl cobró 35.207 horas de trabajo que no fueron realizadas, por un total de $2.177.520. Según consta en el fallo 16766 difundido este viernes, se formularon cargos contra los mismos funcionarios para que reintegren ese monto más $735.771 en concepto de intereses.

La misma irregularidad ya se había detectado en la revisión de cuentas del año 2013, periodo en el que también saltaron a la luz incongruencias en el pago de horas hombre y horas máquina.

La única diferencia fue que en aquel entonces sólo se formularon cargos contra el contador Gonzalo Javier Jerez y el coordinador de Administración de Servicios, Carlos Cardone, a los cuales les dieron 30 días para reembolsar 3.8 millones de pesos.

Según consta en el fallo 16.576, la Revisión del Tribunal de Cuentas se encontró con que la facturación se realizaba sin
indicar la cantidad de horas, sino por el servicio realizado en el mes. Al pedir más detalles al respecto, el IPJyC adjuntó a las facturas de mayo a noviembre la nómina de personal afectado a las tareas de limpieza: 39 personas en mayo, 40 personas en junio, 42 personas en julio, 40 personas en agosto, 42 personas en septiembre y octubre y 41 personas en noviembre. El inconveniente, es que se observó una imposibilidad de cumplimiento de la cantidad de horas contratadas y facturadas por la empresa en relación a la cantidad de personas afectadas al servicio.

El modus operandi continuó en 2014 y desde el órgano de control confiesan que es muy probable que lo vuelvan a encontrar cuando terminen de revisar los balances del 2015.

Luego de que saltara a la luz esta anomalía administrativa y el Tribunal de Cuenta formulara cargos contra los responsables, muchos de ellos acudieron a la Justicia para que el revea la decisión del órgano de control.

Ese fue el caso de Javier Jeréz, quien intentó tomar distancia y responsabilizar a Bianchinelli y el resto de las autoridades del IPJyC. En el marco de esa causa, se presentó a declarar en la Suprema Corte, María Niyén Aguirre, encargada de Mesa de Entradas.

Cuando en el mes de mayo se le preguntó a la testigo si le consta que el contador Jerez haya comunicado al presidente del Directorio del IPJYC sobre presuntas anomalías y cómo se desenvolvieron los hechos posteriores, ella contestó: "sí, ya venía la relación tensa de que llamaba que tenían que salir los pagos, había cierta tensión. El día que lo despiden el salió de la oficina, Gonzalo, diciendo que tenía una reunión con el presidente y que le desearamos suerte. Habrá pasado media hora más o menos y vuelve diciendo que ya no era más el contador general. Ahí, bueno, habrá sido un minuto después que viene Bianchinelli sacado, así como loco, lo quería agarrar a trompadas, a los gritos, le pedía unos expedientes, le dijo de todo, fue una situación horrible la que vivimos. No había forma de calmarlo. Después el se va y vuelve a los cinco minutos a pedirnos disculpas a la oficina por el momento que nos había hecho pasar y de nuevo arranca con todo un griterío, un desastre".

"Ese mismo día -agregó la testigo-, creo que estuvo también el director Federico Domínguez pidiéndonos que nos tranquilizaramos, como que no entendía la reacción de Bianchinelli. Fue un día que intentamos ver qué podíamos hacer todos para defenderlo, para ver si podíamos resolver la situación, pero no, las cosas quedaron así. Bianchinelli dijo que iba hacer una auditoría, que él mismo se iba a encargar de controlar, de si había algo más fuera de lugar en los expedientes o en la contratación. Que no se hizo, después no se hizo nada. Los expedientes que estaba pidiendo se los llevó el".


 

 

Fuente:www.mdzol.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner