Entre Ríos Intensifica La Lucha Contra El Juego Clandestino

En lo que va del año, y luego de que la Ley considera al juego clandestino ya no como una falta contravencional sino un delito penal con castigos de hasta seis años de prisión efectiva, en la provincia de Entre Ríos se realizaron 13 procedimientos mediante los cuales se desbarataron quinielas clandestinas, garitos de apuestas de carreras hípicas, centros concentrados de apuestas con cartas y máquinas tragamonedas, sin ningún tipo de homologación o control.

La división Leyes Especiales, dependiente de la Dirección de Investigaciones, precisó que en materia de secuestros se superaron los 150.000 pesos, sumando equipos, clausuras y personas imputadas por este delito. El avance del juego ilegal en el territorio provincial impacta de lleno en la acción social, ya que el dinero que recaudan los banqueros se podría destinar a centros de prevención de drogadicción, lugares de asistencias a víctimas de Trata o centros de contención para víctimas de violencia de género.

La modalidad de este delito llevó a instaurar nuevas formas de trabajo en la fuerza de seguridad, en coordinación con las fiscalías penales, ya que demanda mucho tiempo de investigación y maniobras aún más profundas.

"Lo que más impacta económicamente en el IAFAS (Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social) es la quiniela clandestina", aseguró el titular de la Sección Leyes Especiales y a su vez es jefe de la División de Trata de Personas, Diego Jazmín. Dijo que esta práctica ilegal es considerada una tradición en muchos pueblos del interior de la provincia, y quizás por esta razón -consideró- sea tan difícil de desterrar. Se trata de redes que operan a través de un levantador de apuestas en bares, en clubes, y en otros lugares públicos.

"Siempre levantaban apuestas para un tercero que no era el IAFAS. En muchas ciudades del interior se ha mantenido
esta tradición y el organismo estatal para combatir esta práctica empezó a registrar a personas con un posnet, que toman las apuestas en forma legal", precisó.

Consultado por la forma en que operan estas organizaciones, el comisario explicó que son redes conformadas por levantadores de quinielas clandestinas que recaudan para banqueros que residen en Santa Fe y Buenos Aires.

"La mayor cantidad de procedimientos se realizaron en Paraná, Paraná Campaña, Concordia, Federación, y en otras localidades. Hay mucha legislación en la provincia que establece qué está prohibido y qué no, por ejemplo, los canódromos, agencias hípicas, apuestas ilegales y la riña de gallos", enumeró.

En forma periódica la fuerza de seguridad, el Ministerio de Gobierno y el IAFAS llevan adelante reuniones donde coordinan acciones conjuntas contra el juego clandestino.

Uno de los procedimientos más importantes que golpeó con fuerza en el arca de los banqueros, se realizó 29 de junio pasado en una vivienda en Federación donde funcionaba una agencia hípica que respondía al Jockey Club Colón. Fueron secuestrados 90.995 pesos, sumado a la incautación de dos televisores, una computadora, una ticketera, dos decodificadores de transmisión de seña satelital y documentación relativa a las apuestas efectuadas.


 

 

Fuente:www.unoentrerios.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner