Tragamonedas No Podrán Seguir Funcionando En Ovalle

Los locales que operan tragamonedas en la ciudad chilena de Ovalle, capital de la provincia de Limarí, no podrán seguir funcionando ya que no cuentan con las patentes necesarias para ejercer esta actividad comercial, según lo confirmó el asesor jurídico de ese municipio, Sergio Galleguillos, tras recibir el fallo de la Corte de Apelaciones de La Serena.

Este documento "declara inadmisible el requerimiento presentado por algunos de los empresarios, que tienen estos locales de juego ilegales en el centro de Ovalle. Esto se suma, a lo que ya ha sido fallado por la Corte de Apelaciones de La Serena y la Corte Suprema, en el sentido de haber rechazado el Recurso de Protección de estas personas y asimismo las demandas civiles, que presentaron por la Ley Zamudio ante los tribunales civiles de Ovalle, las cuales también fueron rechazadas" afirmó Galleguillos.

Estos locales, popularmente llamados minicasinos o casinos de barrio, proliferaron en los últimos años en la ciudad y el municipio apuntó a cerrarlos.

La situación se agravó en el momento en que estos locales fueron clausurados por el municipio local, decisión que fue vulnerada por los propietarios "siendo sancionados por el Tribunal de Policía Local, por ejercer una actividad sin patente y por la vulneración de las clausuras, porque nos respetaron el decreto y abrieron los locales, rompieron los candados e ingresaron, para seguir ejerciendo esta actividad ilegal, que se desarrolla en la más absoluta impunidad" agregó el asesor jurídico.

Con esta decisión judicial "la municipalidad de Ovalle está siendo respaldada en su actuar, por los tribunales superiores de la República y al mismo tiempo por órganos tan importantes como la Contraloría General y la Superintendencia de Casino de Juegos, que también nos han instruido que esto debe terminar y por lo tanto es una notificación clara, para quienes desarrollan esta actividad ilegal y por eso la municipalidad no va a claudicar en lo que ha desarrollado hasta ahora. En los próximos días vamos a materializar las clausuras, como fueron decretadas por el
municipio. Nosotros formalizaremos las acciones criminales correspondientes en contra de los propietarios y empresarios que desarrollan estas acciones ilegales, como así mismo, para quienes trabajan en estos locales y también a aquellas personas que concurren a estos recintos", agregó.

Cabe destacar, que "todas las instancias administrativas y judiciales están confluyendo en el mismo criterio en términos de que se trata de una actividad que no está autorizada por la ley y que estas personas la ejercen de manera impune, lo que es un delito, porque el juego está reservado para actividades como la Lotería, la Polla, los hipódromos y los casinos de juegos al amparo de la Ley de Casinos, es decir, estos negocios que han aumentado en la comuna y en otros lugares de Chile ejercen al margen de la ley y por lo tanto nos encargaremos de cerrarlos definitivamente".

Galleguillos aseguró que este conflicto aún no está cerrado, ya que "sólo cuando erradiquemos estos locales del centro de la ciudad, podremos decir que terminamos este problema y cumplimos nuestro cometido, que está muy respaldado por las autoridades administrativas y judiciales del país".

De todas formas se les renovará las patentes, pero para las actividades que corresponde, que son "totalmente distintas a la actividad que realizan que es el funcionamiento de las tragamonedas. Lo que nosotros no podemos permitir es que se desarrolle una actividad distinta, a la que está plasmada en la patente respectiva".

De los 13 locales que funcionaban en este rubro, sólo quedan 11, luego que dos decidieron dejar de ejercer esta actividad. En los próximos días se procederá a fiscalizar estas dependencias y clausurar definitivamente.


 

 

Fuente:www.diarioeldia.cl

 

 


 
Banner
Banner
Banner