Controversia Por Anuncios De Ochoa Sánchez

Diputados del estado mexicano de Nuevo León dejaron en claro, luego de las declaraciones de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juegos de Apuesta (AIEJA), que la Ley prohíbe abrir más casinos en ese territorio. El titular de esa organización, Miguel Ángel Ochoa Sánchez, reveló que podrían desarrollarse más negocios en ese segmento, y alcanzar entre 35 y 45 salas o incluso 60, en el 2020.

El líder de la bancada del PAN, Arturo Salinas, y el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Samuel García, coincidieron en que la Ley de Desarrollo Urbano prohíbe otorgar uso de suelo a casinos.

El artículo 127 bis de la Ley de Desarrollo Urbano indica que "quedan prohibidos los usos de suelo y uso de edificación para casinos, centros de apuestas, salas de sorteos, casas de juego y similares. Los planes o programas de desarrollo urbano de los municipios deberán establecer la prohibición de usos de suelo y uso de edificación para dichos establecimientos", indica la reforma de 2011.

"Por encima de esa constitución ni Margarita (Arellanes), ni despachos hermanos del actual alcalde (de Monterrey), nadie va a poder abrir un nuevo casino y si lo hacen vamos a tener lupa porque están violando la constitución", advirtió el legislador de Movimiento Ciudadano.

Por otra parte, sobre la reapertura de 9 a 10 casinos en un año y medio, el coordinador del PAN refirió que para que el proceso sea legal tendrían que ser las mismas salas a las que se les otorgaron permisos federales antes de la reforma local y las cuales debían regularizar su situación.

"Tendrían que ser las mismas salas que ya existían antes de la reforma a la Ley de Desarrollo Urbano que prohíbe el uso de suelo para casinos, la nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos daba en su transitorio un periodo para que aquellos que tuvieran permisos que fueron otorgados antes de la reforma, y con las circunstancias anteriores, regularizaran su situación.

"La nueva Dirección de Juegos y Sorteos es la que tendría que revisar esto y hacer la autorización que, ahora sería una autorización exclusivamente federal, partiendo de la base de que haya uso de suelo y el uso de suelo como ya está prohibido pudieran reconocérselo a aquellos que ya estaban anteriormente operando con estas condiciones", mencionó.

Aunque señaló que a nivel nacional se rumorea que llegarán una serie de aprobaciones a casinos, argumentó que las condiciones en Nuevo León no son favorables para que se desarrollen esos negocios.

Las tres bancadas hicieron un llamado a las autoridades a mostrar transparencia en el tema e informar sobre cada nueva decisión.

Por su parte el titular de AIEJA dijo que en el 2020 podrían llegar a ser 60 las salas de juego en Nuevo León.

"Creo que están siendo revisados con lupa por los tres niveles de gobierno, (primero) ratificar las anuencias que otorgaron los municipios y segundo verificar la materia de
uso de suelo, y como es un permiso federal, que la Dirección General de Juegos verifique que el permiso esté en vigor y en orden con sus impuestos.

Verificadas las tres cosas los 19 casinos (cerrados en cinco años) pudieran estarse reabriendo paulatinamente, como ha estado sucediendo, no creo que los 19 pudieran reabrirse pero sí, al menos, la mitad de ellos, para llegar a 35 (en operación)", dijo.

Desde el año pasado seis salas reabrieron en Nuevo León, una de ellas es el Yak, en Escobedo; Revolución, Red, Broadway y Foliatti, en Monterrey, y Queen"s en Guadalupe.

Aunque el Estado prohibió el giro de casinos por ley, en 2012, Ochoa Sánchez estableció que la previsión puede ser derogada, porque los casinos no fueron los causantes de la inseguridad y pagan incluso nuevos impuestos en Nuevo León y otros estados. Señaló que las condiciones de seguridad actuales son muy distintas de cuando sucedió el ataque al casino Royale.

"En una segunda etapa, si la Ley se pudiera revertir, no sería impensable que Nuevo León recuperara ese liderato nacional que hubo, de haber tenido el mayor número de casinos, que hoy lo tiene Baja California, que es un estado más pequeño.

"Para que Nuevo León pueda cerrar a lo mejor con 60 casinos en todo el estado para el 2020, incluso abrir un tipo 'mini Las Vegas' en otros polos de desarrollo como en China, en García o en Linares, no sé, eso lo definirían los empresarios", señaló.

Por su parte, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodriguez Calderón, dijo desconocer el hecho de la instalación de nuevos casinos anunciada por el titular de AIEJA.

"Nosotros no damos permiso, es un tema exclusivamente de las autoridades municipales, nosotros cobraremos impuestos a quienes debamos cobrar, pero no es facultad del estado dar permisos; da factibilidad en protección civil y en el tema de seguridad, siempre y cuando tengan los permisos que los alcaldes y los cabildos aprueben", apuntó el gobernador.

Actualmente Nuevo León cuenta con 26 casas de apuestas, aunque en el 2011 alcanzó 45 legales y 15 clandestinos o sin permiso de Gobernación.

Sin embargo, AIEJA señaló que con otros nueve que reabran en una nueva etapa, se alcancen los 35 en total para el 2018.

Actualmente Baja California cuenta con 42; Ciudad de México con 32; Sonora, 29; mientras que Jalisco y Nuevo León tienen 26 cada uno.


 

 

Fuente:www.milenio.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner