Las operaciones de control ilegal dejaron como resultado 5 establecimientos intervenidos, 81 tragamonedas y una ruleta de 6 puestos confiscadas por evasión del pago de derechos de explotación, por valor estimado anual de 219.898.683 millones de pesos.

“Sorprendimos varios establecimientos que operaban ilegalmente juegos de suerte y azar en los municipios de Barrancabermeja y Baranoa, evadiendo el pago de impuestos que van destinados al sector de la salud. Sin el apoyo de la Policía Nacional y los entes Gubernamentales esto no habría sido posible; agradecemos el apoyo de las personas que intervienen en cada operativo que lidera Coljuegos, este trabajo en equipo nos ha permitido combatir este flagelo y seguir consolidando el sector”, dijo Juan B. Pérez Hidalgo, presidente de Coljuegos.

Durante este año se decomisaron en total 2.268 tragamonedas, 3 ruletas, y 31 establecimientos en los que operaban apuestas deportivas.

Por concepto de juegos localizados se evadió el pago de derechos de explotación por valor de 6.147 millones de pesos, mientras que en apuestas deportivas se dejaron de percibir 10.713 millones de pesos.