Nuevo León Exige A La Segob El Cierre Definitivo De Casinos

Los casinos mexicanos que funcionan irregularmente siguen siendo un problema para el país que el pasado 25 de agosto sufrió una de las peores tragedias de su historia tras perder 52 vidas en el atentado al Casino Royale. El estado de Nuevo León exige el cierre definitivo de estos casinos a Segob, la Secretaría de Gobernación mexicana que en casi mes y medio, realizó 56 inspecciones en todo el territorio de México.

Tras darse a conocer que casinos de la zona metropolitana han reabierto sus puertas pese a carecer de los permisos correspondientes, el gobernador del estado mexicano de Nuevo León, Rodrigo Medina exigió que la autoridad federal tome cartas en el asunto.

Cuestionado sobre esta situación, el mandatario dijo que la Secretaría de Gobernación debe actuar a la brevedad para frenar las operaciones de estas casas de apuesta.

"Pues muy mal, ahí pedimos que la Secretaría de Gobernación sea más contundente para cerrarlos de manera definitiva junto con el municipio y nosotros estaremos atentos para darles cualquier tipo de apoyo", dijo.

"Ya no le estén sacando vueltas para instalarse, si todavía hay estos casinos, debería de acudir inmediatamente la Secretaría de Gobernación, como se comprometió, a cerrarlos de manera definitiva", exigió el jefe del Ejecutivo estatal.

Los casinos mexicanos mantienen su jugada de operar al margen de la ley, y tal es el caso del casino Revolución, que mientras la autoridad municipal de Monterrey afirma que se trata de un asunto federal, mantiene un juicio en contra del establecimiento en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

De hecho, este local pudo abrir sus puertas a pesar de que las autoridades les negaron la protección de un juicio de amparo, lo que generó la molestia de Medina cuando se le cuestionó sobre el tema.

La exigencia del Gobierno del Estado en este asunto data desde hace varias semanas, cuando salió a la luz que muchos casinos funcionaban con amparos, otros sin autorización municipal e incluso con permisos duplicados.

Esta información salió a relucir cuando se revisó el caso particular del casino Royale, pues era uno de los negocios cuya situación legal no estaba del todo clara y había una duplicidad en el permiso de la Secretaría de Gobernación.

A fin de hacer más efectiva la estrategia, Medina urgió a los diputados locales a sacar lo antes posible la aprobación de las iniciativas enviadas semanas atrás al Congreso del Estado para impedir la instalación de más casas de apuesta.

"Es muy importante que los diputados avancen de manera rápida en la aprobación de estas iniciativas que enviamos al
Congreso local para que se hagan las modificaciones tanto a la Constitución como a las leyes de desarrollo urbano, para que a través de esos mecanismos legales ya no se permita la instalación de ningún casino", mencionó el gobernador.

En Tamaulipas* sólo dos casinos sobrevivieron a la inspección

En conferencia de prensa, subsecretario de Gobierno de la Segob, Juan Marcos Gutiérrez dio a conocer que sólo el miércoles pasado, se llevaron a cabo 13 inspecciones en Tamaulipas, y únicamente dos casinos quedaron abiertos.

La Secretaría de Gobernación informó que tras lo sucedido en el casino Royale ha realizado 69 inspecciones que han resultado en 19 clausuras de casas de apuestas que no contaban con permiso.

Gutiérrez precisó que tras un operativo conjunto con la Segob, Sedena, PGR, SAT y Policía Federal, se encontró que de los 13 establecimientos que registraron, nueve no contaban con permiso de la autoridad federal y dos se encontraban cerrados, por lo que no pudieron contactar con los responsables del lugar.

Desde el 25 de agosto, la Segob, a través de la Dirección General de Juegos y Sorteos, ha realizado, además de las acciones en Tamaulipas, 56 inspecciones en todo el país, las cuales han derivado en ocho clausuras, sumando así 19 los establecimientos cerrados.

El funcionario advirtió que la Segob seguirá con su deber de imponer el orden y clausurar los casinos que no operen conforme a la ley. Además, explicó que los casinos que fueron cerrados en Tamaulipas se ubican en Reynosa, Matamoros, Río Bravo, Nuevo Laredo, Miguel Alemán y Tampico.

Por su parte la dirección municipal de Protección Civil y Bomberos de Ciudad Victoria, asegura que los dos únicos casinos que funcionaban en esta capital, sí contaban con las medidas de seguridad luego de una inspección efectuada. Adolfo López Uvalle, al mando de la entidad, dijo desconocer los motivos por los cuales los negocios 21 y Magnific permanecen cerrados al público desde hace ya varios días.

Sostuvo que al ayuntamiento no le compete otorgar los permisos a las casas de apuestas, pero sí es obligación inspeccionarlos en cuanto a las medidas de seguridad para poder trabajar.


 

 

Fuente:tampico.milenio.com y impreso.milenio.com

*Tamaulipas es uno de los 31 estados que junto con el Distrito Federal conforman las 32 entidades federativas de México. Colinda hacia el oeste con el estado de Nuevo León.

 

 


 
Banner
Banner
Banner