El Juego En Mendoza Recaudó Más De 142 Millones De Dólares

Entre los casinos, juego lotéricos y apuestas en carreras de caballos, la recaudación del sector en la provincia de Mendoza llegó en los primeros diez meses del año a un total de 2.420 millones de pesos, más de 142 millones de dólares. El juego en los casinos representa casi el 90 por ciento de esa cifra, de acuerdo a los datos que informa el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJC).

El 8 por ciento del total proviene de juegos lotéricos como la Quiniela y la Tómbola locales pero también los nacionales Quini 6 y Loto, entre otros. El 2% restante se genera en el Hipódromo, donde en lo que va del año los apostadores hípicos dejaron en las arcas casi 10 millones de pesos.

Para tener idea de la magnitud de las cifras que mueve el sector del juego en la provincia: representa un 50% más de la inversión para obras públicas en en el mismo período, que fue de $ 1.600 millones.

Hay que descatar que de enero a octubre los beneficios de la industria del juego provincial crecieron 20% promedio, casi a la par de la inflación (fue de 19,4% en el mismo período).

En los establecimientos de juego son $ 2.100 millones -beneficios de enero a octubre- que generaron las máquinas tragamonedas y mesas de ruletas, cartas y dados de las distintas sedes del estatal Casino de Mendoza y los 7 privados: Regency, Enjoy, Arena, Cóndor, Fuente Mayor, Tower y Casino Club.

En la provincia funcionan 12 casinos: 5 son del Estado y están en Godoy Cruz, San Martín, Rivadavia, Alvear y Malargüe (el año pasado se cerraron las sedes de La Consulta, Tunuyán y Tupungato y antes las de Uspallata y Eugenio Bustos). El resto son todos privados, varios de los cuales están en hoteles 5 estrellas, por lo que cuentan con una porción importante de apostadores extranjeros de gran poder adquisitivo.

Las tragamonedas generan el 90% de los ingresos. En total, en Mendoza hay 4.843, lo que la ubica como la tercera jurisdicción del país en cantidad de máquinas, solo por debajo de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, según el relevamiento publicado en el libro "El poder del juego" (2015).

Los autores del libro, Federico Poore y Ramón Indart, también anotan que Mendoza tiene 359 habitantes por tragamoneda, ocupando el octavo lugar de este ranking de sobrepoblación de slots que lidera Tierra del Fuego con 1 cada 101 habitantes.

Según los datos del IPJC, entre los departamentos de la provincia Capital lidera en cantidad de tragamonedas (1.234), seguido de Godoy Cruz (615) y Guaymallén (572), aunque cuando se cruzan estas cifra con la población llama la atención cómo trepa General Alvear (230): está segundo -detrás de Capital- en slots por habitante con 1 cada 202.

El otro imán -aunque minoritario en movimiento de dinero- de los apostadores en los casinos son las mesas o "juego vivo": en Mendoza hay 131.

En julio pasado es cuando más dinero movió el juego: $ 239
millones, Una explicación rápida podría atribuirlo al turismo de invierno que llega a Mendoza para esa época y que aprovecha, además de visitar la montaña y las bodegas, para darse una vuelta por las salas de juego.

Pero según la presidenta del IPJC, Josefina Canale, puede deberse más a que la gente juega más en invierno por el frío. "El casino es muy estacional: en invierno la gente va más porque está calefaccionado", explicó. "La mayoría de los jugadores que van son locales".

En cuanto a los juegos lotéricos, el 78% del dinero de las apuestas va a la Quiniela, mientras que el Quini 6 atrapa el 10%, el Loto el 5% y el Telekino el 4%. El resto de quienes apuestan su destino a la suerte queda en la Tómbola Combinada (1,5%), el Brinco (0,5%) y la Combinada (0,3%), entre otros juegos numéricos.

Existen 1.073 puntos de venta (agencias y subagencias) en la provincia: 1 cada 1.621 habitantes. Capital es el departamento que lidera en este rubro, con 1 cada 992 pobladores; en el otro extremo está Tupungato: hay solo 5 puntos de venta de juegos lotéricos, 1 cada 6.505 habitantes.

En tanto en el Hipódromo, aunque los datos de su recaudación no están publicados en el portal del IPJC, el diario Los Andes accedió a ellos: los $ 9.800.000 que los caballos generaron en lo que va del año provienen de la llamada "venta bruta" (las apuestas en ventanilla) y de los remates (cuando se subastan las carreras), aunque estos últimos se llevan la mayor parte de la recaudación (70%).

Según la Ley de Responsabilidad Fiscal N° 7.314, el IPJC debe transferir no menos del 35% de sus ingresos anuales a hospitales y distintos programas de salud -también algo a Cultura y Desarrollo Social-. Así, para este año estaba presupuestado que se transfirieran 250 millones de pesos (calculando que le entrarían 714 millones al Instituto).

Sin embargo, hasta el momento solo se transfirió la mitad de ese monto pautado: $ 137 millones, y en el IPJC estiman terminar el año con 152 millones, es decir el 60% de lo que se esperaba.

Según explicó Canale, se debe a que tuvieron menos ingresos de los esperados y más gastos. "El año pasado no llegamos (a transferir lo presupuestado) porque estuvimos pagando deudas y este año también, además de bajando gastos. También hay que tener en cuenta que cerramos 5 casinos que tienen un impacto imporrante en los ingresos que hemos tenido".

Según informó el propio IPJC, es el cuarto año consecutivo donde no se cubren las transferencias presupuestadas: en 2014 se distribuyó la mitad, en 2015 cayeron al 37% y el año pasado fue similar a éste.


 

 

Fuente:losandes.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner