Intendente Denunció A Empresario Del Turf Por Amenazas De Muerte

El intendente de Vera, en la provincia de Santa fe, Reynaldo Fabbroni, fue amenazado de muerte por un organizador de cuadreras, que le exigía la cancelación de las otras carreras de caballos organizadas en las localidades vecinas y un blanqueo de su actividad. “Te voy a matar, ya vas a salir a la calle, ya te voy a encontrar afuera a vos y al otro, vas a ver”, le dijo Miguel Navarro a la secretaria de Gobierno Natalia Amaya sobre el mediodía del viernes pasado, en la sede del municipio, entre otra serie de amenazas, insultos y promesas de presentarse con armas. Fabbroni, lo denunció ante la Justicia provincial.

La furia de Navarro se desató cuando Fabbroni le explicó que no tenía potestad para suspender las cuadreras organizadas en la zona, y mucho menos podía darle rango de hipódromo, tal como pretendía. Según explicó el propio intendente, Navarro, quien se encuentra detenido por amenazas y coacción agravada, visitó varias veces el municipio en la mañana del viernes, y cada vez se manifestaba con más violencia, tanto en Mesa de Entradas como en reuniones con la secretaria de Gobierno y el propio intendente. Entre otras amenazas, habló de que traería armas al lugar, según la versión que dio a la Policía la empleada de mesa de entradas.

El caso recuerda lo ocurrido en 2008 cuando el entonces intendente Raúl Seco Encina (43) fue asesinado a balazos por el dueño de un hipódromo y ex candidato a la jefatura comunal, Héctor Tregnaghi, quien recibió por el crimen una pena de 20 años de prisión.

Seco Encina, fue asesinado a sangre fría el 23 de diciembre de 2008 en la entrada de un estudio de televisión por Héctor Tregnaghi, su enemigo político y dueño de otro lugar de apuestas, el hipódromo La Ilusión. Las razones del asesinato fueron parecidas a las del hecho del viernes, porque el
empresario pedía al intendente soluciones frente a la suspensión del hipódromo, algo que estaba por fuera del alcance de la máxima autoridad local.

Fabbroni contó que realizó la denuncia debido a la gravedad de las amenazas y porque "lo peor" que podría pasar "a los verenses es que la historia se repita".

La trama

Según explicó Fabbroni, las cuadreras están autorizadas por un juez, y deben ser organizadas por una entidad sin fines de lucro. A la vez, tienen un "concertador", que en este caso es Navarro, quien se ocupa de poner el lugar y tramitar los permisos municipales, en relación a la presencia policial, entre otros requisitos. Hay apuestas.

Navarro había conseguido permiso para las carreras que se iban a disputar ayer, según narró el intendente, pero quería que Fabbroni suspendiera la que se había organizado en una localidad vecina, programada para el mismo día.

Frente a la negativa, pidió ser habilitado como hipódromo, de manera de lograr un supuesto rango legal que lo pusiera por encima del resto de las cuadreras, y poder pedir así su cancelación. Claro está que estas prerrogativas están por encima del poder municipal. Pero Navarro no lo entendió así. Terminó preso por amenazas y coacción agravada.


 

 

Fuente:www.elciudadanoweb.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner