Denuncian Al CEO De Codere Por Polémico Contrato

Un nuevo capítulo se suma a la contienda legal que mantienen los socios fundadores de la multinacional española del juego Codere con los actuales directivos, con la denuncia penal interpuesta contra el nuevo CEO, el argentino Vicente Di Loreto, por un polémico contrato con su consultora.

La familia Martínez Sampedro denunció penalmente a Di Loreto por haber firmado un contrato con la consultora G3M Partners, que él mismo fundó en 2012 tras haberse retirado de Codere, donde dirigió el área latinoamericana durante unos siete años, según informa el medio lapoliticaonline.

La consultora fue fundada por Di Loreto junto a otros dos exCodere, Alberto González del Solar y Alejandro Rodino. Este último fue elegido por Di Loreto como CFO de la empresa española, tras su polémica asunción como CEO en enero pasado.

Los socios de G3M Partners tendrían en Argentina una relación cercana al empresario Gustavo Cinosi, en otros tiempos muy ligado a Carlos Zannini. Cinosi, propietario del hotel Sheraton de Pilar y de buenos vínculos con la embajada de Estados Unidos, tendría una sociedad con Di Loreto y sus socios en G3M en el casino del Sheraton de Tucumán, donde es conocido como el representante de los "intereses" del ex gobernador José Alperovich.

La consultora de Di Loreto fue contratada por Codere cuando los fondos de inversión estadounidenses se incorporaron al management de la compañía, entre 2014 y 2016, después de refinanciar una deuda de más de 1.100 millones de euros que habían sumado los Martínez
Sampedro.

Los fondos le habrían encargado a G3M Partners la realización de auditorias sobre las operaciones de Codere en Argentina y México, según explicaron fuentes cercanas a los hechos.

Luego del período de refinanciación de deuda, los fondos Silver Point Finance, Contrarian y Abrams Capital impusieron la creación de un comité de supervisión que volvió a contratar a G3M Partners para asesorías.

Según el medio español Voxpópuli, ese contrato fue ampliado por un importe de hasta 2,6 millones de dólares el pasado 12 de enero, justo cuando asumió Di Loreto como CEO de Codere. Desde el entorno del ejecutivo argumentaron que abandonó las funciones en la consultora, aunque continúa como accionista.

La denuncia por el contrato con la consultora se suma a otras que ya realizaron los Martínez Sampedro. Una ante un juzgado mercantil de Madrid para impugnar la asamblea en la que los fondos tomaron el control y designaron a Di Loreto.

Los Martínez Sampedro, además, denunciaron que los bonistas ya tienen pactada una fusión con la empresa catalana Cirsa para crear un gigante del juego, a través de un acuerdo secreto con el fondo Blackstone.


 

 

Fuente:www.lapoliticaonline.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner