Martín Caín, secretario general; Janet Maldonado, representante legal; y otros dirigentes del gremio plantearon la necesidad de terminar con la situación de desigualdad entre las salas de juegos del Estado y las privadas.

“Ninguna sucursal del Casino de Mendoza cuenta con posnet ni cajeros bancarios en las instalaciones, no así las salas privadas; por lo cual existe una situación de desigualdad de competencia, que perjudica directamente a las arcas del Estado”, planteó Caín durante el encuentro, del cual –además de los y las legisladoras de la comisión- participó la directora vocal del Instituto Provincial de Juegos y Casinos, Mercedes Rus.

La posición del gremio es clara en cuanto al trabajo en pos de la competencia leal entre casinos estatales y privados. “Si se aplican a los casinos privados las mismas restricciones y disposiciones que en las salas estatales, UPJCM acompañará las iniciativas”, reflejó el dirigente sindical.

En ese sentido, durante el encuentro del pasado jueves alertó que “cada vez que se lleva adelante una iniciativa de estas características aparecen los obstáculos jurídicos y el lobby de los empresarios del juego privado”. Anticipó que el sindicato colaborará a fin de evitar “cualquier situación o medida que obstaculice estos proyectos que tocan los intereses del juego privado en Mendoza”.

“A partir de la aplicación de una ley que elimine de los casinos privados los cajeros bancarios y los posnet, creemos que se dará una competencia más leal y se podrá avanzar en el resultado que se busca, que es atacar la ludopatía. En definitiva, buscamos que se aplique en los casinos privados lo mismo que cumplimos en el estatal”, sintetizó Caín.

El sindicato presentará las modificaciones planteadas durante el encuentro, en la próxima reunión, que se acordó en un plazo de diez días.