El Tema De La Legalización En Brasil Se Discute, Pero No Se Vota

A pesar de no ser el momento político para que los juegos de azar se legalicen en Brasil, ya que existen muchos factores que juegan en su contra, el Frente Parlamentario para el Desarrollo del Turismo realizó un seminario en uno de los salones del palacio de la Cámara de Diputados en Brasilia para dar un marco legal a la implementación de una futura ley del juego en ese país. Los diputados invitaron a varias personalidades mundiales relacionadas con la industria para que cuenten las experiencias de legalización en sus respectivos países. Sin embargo, ya descartada la posibilidad de que el proyecto se vote, la iniciativa tuvo menos repercusión de la esperada.

Según los diputados que están a favor de la reglamentación, tener muerta una actividad que puede dejar miles de millones de reales al fisco del gobierno federal, no parece algo lógico. El Seminario apuntó directamente a dejar en claro cuáles son las bondades que Brasil está dejando pasar de lado al no reglamentar una actividad que, de todas maneras, se realiza en el país sin dejar un solo real en el tesoro. El senador del Estado norteamericano de Ohio, William Coley, dijo que la reglamentación del juego en el estado hace nueve años tuvo un impacto positivo en la economía local. "La apertura de nueve casinos en Ohio impactó directamente en el turismo local, pues el estado está recibiendo un gran número de visitantes. Nosotros no tuvimos la chance de analizar porque la propuesta llegó a través de una petición popular y tuvimos que votar de forma acelerada y no hubo tiempo de estudiar los puntos negativos. Brasil tiene la posibilidad de hacerlo de la manera correcta para que atienda los intereses de la población", afirmó.

Por su parte, Michale Pollock, director ejecutivo del National Council of Legislators from Game States, de los EEUU, discutir este tema hasta el agotamiento es el mejor camino para conseguir una reglamentación adecuada. "Éste es un tipo de evento que presenta muchas informaciones y el Brasil lo está haciendo de la manera correcta. Brasil está atento, mirando lo que funciona bien alrededor del mundo y lo que no funciona. Ninguno de nosotros está aquí para que en el país se legalice el juego, sino porque si lo hace, queremos que lo haga de la mejor manera posible", afirmó.

La exsenadora y responsable de la Nevada Control Gaming Board, Becky Harris, afirmó que si Brasil legaliza los juegos, ello implicará una significativa mejora en las recaudaciones impositivas del país por la generación de nuevos recursos y empleos. "En Nevada todo el mundo entiende el beneficio de la actividad del juego y lo que representa para la comunidad. Si el congreso brasileño aprueba una reglamentación bastante rígida y abarcando todas las
características que la actividad envuelve, la Comisión de Juegos de Nevada estará a su disposición para colaborar con toda nuestra experiencia en reglamentaciones", aseguró Harris.

El representante del gobierno portugués, Paulo Duarte Lopes, comentó la experiencia de su país y dijo que reglamentar la actividad es la única manera de proteger los derechos de las personas que trabajan y que consumen el juego. "En Portugal los ingresos por el juego aseguran el desarrollo de diferentes actividades de naturaleza social y económica, y de importantes proyectos de infraestructura turística", añadió.

Para los diputados la ecuación es simple. Actualmente se juegan cerca de 20.000 millones de reales en el circuito ilegal de Brasil, y si ese dinero se volviera blanco, aportaría una suma que ayudaría a la asistencia social, salud y seguridad, y sería un arma para combatir la ilegalidad, establecería derechos al consumidor y seguridad a los trabajadores del sector. El diputado Herculano Passos, explicó que el juego existe en Brasil, pero es más sencillo para algunas personas no verlo. "Actualmente el gobierno no cobra impuestos, las personas que trabajan no tienen ningún tipo de contribución y la gente necesitan trabajar de forma legal", explicó el diputado, quien además reconoció que en este año electoral es muy difícil que se vaya a aprobar la ley que reglamenta el juego.

Aunque las personalidades que disertaron en el seminario son reguladores de mercados de juego importantes como Las Vegas y México, el evento no tuvo el desarrollo ni la repercusión que sus realizadores esperaban. El salón del Plenario 2 donde se desarrolló mostraba muchos espacios vacíos y, mientras los participantes explicaban sus experiencias, la cámara casi en pleno trataba una mención de honor por el 45º aniversario de la Empresa de Investigaciones Agropecuarias. Cabe destacar que el seminario no se trasmitió en vivo por ninguno de los canales parlamentarios como suele hacerse con este tipo de eventos.


 

 

Fuente:www.revistahoteis.com.br y www.jornaldaband

 

 


 
Banner
Banner
Banner