"No Es Viable" Un Casino En La Serena

El alcalde de la ciudad chilena de Coquimbo, Marcelo Pereira Peralta, salió al cruce de las declaraciones vertidas por su par de la ciudad de La Serena, Roberto Jacob Jure, quien formuló la idea de avanzar en un proyecto que permita la instalación de un casino de juegos. Consideró que con la sala existente en la zona se cubre la demanda actual.

El pasado viernes Jacob Jure, durante una presentación ante los concejales y la comunidad, planteó que el municipio ya ha iniciado gestiones que buscan que la ciudad pueda tener un casino, con la finalidad de que con los recursos que éste aporta al municipio se pueda pagar la deuda municipal y además, realizar inversiones.

El alcalde de la capital de la región de Coquimbo manifestó que "hay municipios que reciben sobre los cinco mil millones de pesos al año por este concepto, inclinando la balanza del presupuesto positivamente hacia ellos. Y me alegro mucho por esto, pero también me pregunto por qué La Serena, que es una ciudad turística, no puede tener un casino de juegos, por la famosa restricción de los 60 kilómetros. Pediremos a nuestros parlamentarios su apoyo para cambiar esto".

Tal como señaló el edil en su presentación, en la Ley de Casinos, específicamente en el Título IV (del permiso de operación) en su Artículo 16, establece que no podrá autorizarse la instalación de nuevos casinos de juegos a una distancia vial inferior a 70 kilómetros, sea entre ellos o respecto de otros en actual funcionamiento.

Justamente, es ese argumento el que planteó a Diario El Día el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira Peralta, para señalar que con el Casino Enjoy ubicado en Peñuelas, "la demanda actual está cubierta".

"Siempre hemos dicho que lo que no tiene Coquimbo lo tiene La Serena, y viceversa. Bajo esa lógica, considero que el casino existente hoy en nuestra conurbación cubre la demanda, y por otra parte, la Ley de Casinos es bastante clara respecto a la instalación de estos recintos, y no lo permite en un radio de 70 kilómetros. Estando todo proceso regulado por la Superintendencia de Casinos. Eso es claro, y lógicamente se debe tener en cuenta el impacto económico de una propuesta como la realizada por el alcalde de La Serena", afirmó el alcalde.

Asimismo, Pereira asegura que los ingresos generados por el Casino de Peñuelas históricamente son parte del presupuesto destinado al desarrollo de la misma comuna en favor de sus vecinos, y plantea que "si bien comprendo la postura del alcalde Jacob y el anuncio que realizó en su cuenta pública, La Serena posee los potenciales para generar recursos ligados a la actividad turística, más aun considerando el desarrollo de su borde costero y el acceso a explotación de patentes y estacionamientos que posee el municipio".

Pereira concluyó señalando que "bajo mi perspectiva la propuesta de un casino para La Serena no es viable legalmente y además se debe generar una línea base respecto al impacto económico", motivo por el que se debería
avanzar en otras propuestas ligadas al turismo de manera conjunta entre Coquimbo y La Serena.

Consultados respecto del anuncio del alcalde, concejales serenenses coincidieron en que la idea de impulsar un casino de juegos para la comuna no sería la mejor para solucionar el déficit financiero del municipio y plantearon que la solución está dada por el orden interno del gasto y la inversión.

El concejal Félix Velasco (DC), planteó que la situación se discutió a nivel interno en el cuerpo colegiado y se evaluaron diversas alternativas, no sólo el impulso al casino, sino que también, cambiar el modelo de financiamiento respecto del Fondo Común Municipal. "Esta idea del casino es en base a generar mayores recursos para el municipio. Creo que hay varias ideas prioritarias, como el edificio consistorial o la lucha por el centro oncológico y quizá se le dio más relevancia a un tema nuevo como el casino". A pesar de ello, Velasco aseguró que "el alcalde lo presentó como un desafío futuro de su gestión y varios concejales lo apoyamos".

En el caso de Mauricio Ibacache (Ind), contar con un casino de juegos "no es la panacea" para el problema financiero de la casa edilicia. El concejal aseguró que se debe fortalecer la promoción de La Serena como destino turístico y activar los servicios y atractivos en temporada alta y baja. Asimismo, plantea que una realidad que no se suele tener en cuenta es la contribución negativa en cuanto a los casos de ludopatía y sus efectos en las familias: "Nadie habla del destrozo de muchas familias a raíz de gente que es ludópata, que gasta fortunas en casinos y que, además, se ve afectada por el consumo de alcohol".

El concejal Alejandro Pino Uribe aseguró que nunca ingresó a un casino debido a que no gusta del juego y las apuestas y dijo que contar con un casino "no es una cosa de vida o muerte". A pesar de ello, en opinión del representante de Renovación Nacional, se justificaría que se instale un casino de juegos, siempre y cuando cumpla con la legalidad y, efectivamente, aporte a las finanzas del municipio.

El concejal Juan Carlos Thenoux (Ind) planteó que un mecanismo más lógico es que se pueda repartir un porcentaje de los recursos que genera el casino de Peñuelas entre las comunas aledañas que no pueden tener casino, a través de una "ley de compensación". Asimismo, Thenoux, quien es director de la Asociación de Municipios Turísticos de Chile, aseguró que es urgente elaborar un Plan de Desarrollo Turístico (Pladetur) para La Serena y, además, que se pueda compensar a La Serena y las comunas que más invierten en turismo de manera similar a la que establece la Ley Espejo del Transantiago, que inyecta a las regiones la misma cantidad de recursos que se invierten en el sistema de transporte metropolitano.


 

 

Fuente:www.economiaynegocios.cl

 

 


 
Banner
Banner
Banner