El Turf Pide Tragamonedas Para La Plata Y San Isidro

El mundo del turf quiere que se instalen máquinas tragamonedas en los hipódromos de San Isidro y La Plata. La iniciativa surge como alternativa a la reducción del subsidio a la actividad hípica decidido por María Eugenia Vidal y el proyecto de ley que ya se discute en la Legislatura que buscará eliminarlo.

Fuentes del sector hípico expresaron que la propuesta es la instalación de entre 1.300 y 1.400 en cada uno de esos dos hipódromos. Con esa cantidad de máquinas -aunque se está muy lejos de las 4.500 tragamonedas con las que cuenta el hipódromo de Palermo- generarían una suma similar a la que perderán por el recorte.

Según explicó a LPO Diego Quiroga, titular de la asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (Aphara) la propuesta no es aumentar el número de tragamonedas en la provincia, sino buscar una redistribución de las máquinas actuales.

Además aclaró que no importa si esa distribución implica slots de los casinos provinciales que están en proceso de licitación, o de los bingos. "Los casinos y bingos de la costa bonaerense funcionan bien tres meses al año. Llevando máquinas a La Plata y San Isidro podrían trabajar el resto de los meses del año", explicó.

Por estos días, desde el sector del turf mantienen canales de diálogo tanto con autoridades de Lotería como con legisladores bonaerenses. Es que en la Legislatura ya circula por las comisiones de trabajo el proyecto de Ley que giró el Ejecutivo para eliminar el subsidio. Puntualmente se trata del artículo 29 de la Ley 13.253.

"La ley propone reducir un punto cada bimestre. Si se aprueba en julio de este año, en enero y febrero del año próximo tenemos casi la mitad de los recursos que tenemos hoy y la actividad se viene abajo", asegura Quiroga.

Desde Cambiemos aseguran que el proyecto tendrá celeridad en los próximos días, pero evitan adelantar si habrá chances de incluir el pedido del sector.

Hace pocos días, Vidal volvió a cargar contra el subsidio a los hipódromos. En una charla en el Rotary Club en donde
repasaba el desgaste que significa la burocracia estatal, la Gobernadora recordó que "administrábamos en los primeros meses 175.000 expedientes por año en papel. Literalmente los expedientes se transportaban en carritos de supermercados", aseguró. Pero además destacó que "eso no es negligencia. Es intencional, se construye a lo largo de los años para no poder entender donde está el problema. Yo tarde dos años en descubrir el subsidio a la hípica".

Otro factor es la Iglesia que seguramente se opondrá a una mayor distribución de las tragamonedas. En el norte del Conurbano, el obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, pisa fuerte y se apoyará en la alianza que existe entre la Iglesia católica y la Gobernadora.

Otra fuente agregó que Codere ya tiene una sala en La Plata y poco le podría servir trasladar los slots al hipódromo ubicado a pocos metros.

Desde el sector hípico vienen trabajando en varios frentes distintos. Algunos buscan modificaciones en el proyecto de ley del Ejecutivo. Otros avanzarán con un proyecto propio para solicitar las tragamonedas para los hipódromos. "Desde el mundo del turf pensamos muchas estrategias para sobrevirir, pero todos los caminos conducen a las tragamonedas", afirman.

Por ley, el gobierno provincial debe girar entre un 9 y un 15 por ciento a los hipódromos. Actualmente está en 12, pero el ministro de Economía, Hernán Lacunza convenció a Vidal de bajar a 9 por ciento en lo inmediato y avanzar con un proyecto de ley que lo elimine.

Según explicó la Gobernadora en febrero durante el anuncio, el año pasado se giraron 1.000 millones a la actividad hípica y para este año estaban pautados por ley unos 1.300 millones.


 

 

Fuente:www.lapoliticaonline.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner