Parlamentarios Piden Crear Impuesto Especial A Las Casas De Apuestas

El bloque parlamentario Unidos Podemos pidió al Gobierno español de Pedro Sánchez, regular las casas de apuestas y limitar su expansión. En el documento presentado al Ejecutivo, se solicita prohibir tanto la publicidad de estos centros como las ofertas agresivas como los bonos de bienvenida; subir los impuestos a este tipo de empresas o regular su ubicación para evitar que se encuentren cerca e centros escolares o de centros de atención a la ludopatía.

En el documento titulado "Presupuestos con la gente dentro. Democracia es estado social" (una propuesta a los Presupuestos Generales del Estado), Unidos Podemos otorga a este asunto uno de sus 17 apartados y pide al Estado que "asuma su responsabilidad en la protección de la ciudadanía respecto a este sector, más cercano a la depredación que al entretenimiento".

La formación ya ha puesto sobre la mesa del Ministerio de Hacienda, que no solo es el encargado de proponer los Presupuestos Generales del Estado sino que tiene también las competencias de regulación del juego, un incremento del Impuesto sobre Actividades del Juego a estas modalidades.

Así, reclama "aumentar la contribución que los beneficios de estas empresas tienen que hacer al conjunto de la sociedad", con la creación de un impuesto especial al juego, eso sí, "sin que esta modificación afecte a las formas de juego más tradicionales y reguladas, como la lotería, la quiniela o el cupón de la ONCE".

En este sentido, denuncia un "lavado de cara de publicidad milmillonaria tiene para blanquear la imagen de las casas de apuestas, es urgente que salga de nuestras vidas".

"Igual que nadie admitiría hoy que en mitad de un partido del Mundial se pudiera anunciar que lo más divertido y maduro es fumar o beber whisky todas las mañanas, nadie debería admitir que estemos expuestos a estos mensajes. Tal como ocurre con otras sustancias prohibidas, no es un problema solo de menores".

Además de prohibir "la apología del juego compulsivo", Unidos Podemos reclama "medidas que ataquen directamente a los mecanismos de enganche psicológico de este tipo de juegos". En este sentido, censura su "cercanía a centros escolares o centros de atención a la ludopatía, el uso de webs y juegos gratis" o "los bonos de bienvenida que te regalan apuestas", así como los lugares en los que ofrecen gratuitamente la comida o bebida o "los precios bajos en estos establecimientos".

En este sentido, también rechazan "la posibilidad de endeudarse cerca de donde se juega", abriendo la puerta a establecer un perímetro en función de la cercanía de las oficinas bancarias. Unidos Podemos pide además incorporar algunas medidas como informar al usuario de cuánto dinero lleva perdida y establecer "pausas obligatorias entre apuestas", además de regular "límites de gasto y de tiempo".


 

 

Fuente:www.elindependiente.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner