Rechazan Reforma Que Legaliza Tragamonedas Populares

La Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (Prhta) se unió a la secretaria del Departamento de Hacienda, Teresa Fuentes, en su rechazo a que la reforma contributiva que considera la Legislatura, incluya la eliminación del impuesto a los productos almacenados (inventario). La propuesta que discuten los legisladores supone eliminar este impuesto y sustituirlo con dinero que se aportaría al conectar las máquinas de entretenimiento para adultos a Hacienda.

Fuentes indicó que no está opuesta a eliminar el impuesto al inventario, pero sí a que esto se discuta como parte de la reforma contributiva que sigue pendiente de aprobación en la Cámara y el Senado.

El presidente de la Junta de Directores de la asociación que representa a los hoteleros, Pablo Torres, dijo en declaraciones escritas que este cambio de política pública amerita una discusión "amplia y transparente" más allá de la que se está dando sobre la reforma contributiva.

"Proponemos que la discusión... se lleve a cabo aparte de la reforma contributiva, mediante un proyecto separado y con la transparencia de un proceso de vistas públicas adecuado", advirtió.

Abrir esta discusión nuevamente a un proceso de vistas públicas, indicó, permitiría presentar los detalles de la propuesta y discutir las repercusiones económicas y sociales que ven en la misma.

Los hoteleros plantearon por años que legalizar estas máquinas --más allá de las que ya tienen en los hoteles-- afectaría negativamente la economía y provocaría el cierre de más hoteles.

"¿Cuál sería el efecto de legalizar los premios en 30.000 tragamonedas en barrios y comunidades?", cuestionó Torres. "¿Cuáles son las condiciones de salud mental asociadas al juego compulsivo?", agregó.

Torres añadió que los hoteleros tienen "preocupaciones muy serias" sobre el impacto que tendría esta decisión."(Esto) no puede despacharse sin discusión pública adecuada sobre el tema", sostuvo.

La propuesta que está sobre la mesa en el Capitolio eliminaría el impuesto que ahora se paga por los bienes almacenados y sustituiría el dinero que deja este impuesto, con los impuestos que pagarían las máquinas de entretenimiento para adultos.

Se supone que estas máquinas no estén pagando premios a los usuarios. La teoría de los legisladores de mayoría es que estas máquinas sí pagan premios de los cuales el gobierno no se beneficia. Conectarlas a Hacienda, han dicho, atraería dinero adicional al fisco. Los hoteleros, mientras, han planteado que conectar estas máquinas afectará los casinos, cuyos impuestos van al presupuesto y a la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Teresa Fuentes indicó que le preocupa la tardanza de la Legislatura para aprobar la reforma contributiva. Expresó también que la eliminación del impuesto a los productos almacenados puede discutirse en otra medida que no sea la reforma contributiva, en aras de no retrasar su aprobación.

La reforma contributiva fue radicada en la pasada sesión legislativa y luego en la sesión extraordinaria, pero no pudo ser aprobada.


 

 

Fuente:www.elvocero.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner