En un proyecto que estudia el Ejecutivo provincial, se estipula un 5% de alícuota. Estarán exceptuados los premios que se abonen por la Quiniela Misionera (en cualquiera de sus sorteos) y los bonos colaboración que cuenten con el reconocimiento del Instituto Provincial de Loterías y Casinos SE (IPLyC).
Hasta el momento, el impuesto gravaba con un 8% las actividades que explotaban en materia de juegos los sujetos o empresas (por ejemplo los casinos). Ahora, se implementará sobre los premios que se paguen a los apostadores en Misiones.
Esta medida ya se aplica en otras provincias como Corrientes y Córdoba. Si esta iniciativa se aprueba, tanto el IPLyC como Rentas deberán trabajar en forma conjunta para establecer un sistema de información sobre los premios que entregan especialmente los casinos.