No Cumplen Con Los Aportes Para El Programa De Juego Compulsivo

La Lotería Tradicional, la Lotería Electrónica y la Industria del Deporte Hípico en Puerto Rico, no cumplieron con la Ley 74 de 2006 que los obliga a remitir fondos de sus ganancias a la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), para la operación del Programa de Ayuda a Jugadores Compulsivos, según se confirmó en una vista pública en el Senado.

Las tres dependencias le adeudan a ASSMCA unos U$S 3,5 millones. La Compañía de Turismo adeudaba otros U$S 250.000, pero los transfirió recientemente, de acuerdo a lo trascendido en la audiencia de la Comisión de Hacienda del Senado, que investiga el cumplimiento de la referida Ley.

El director de la División de Juegos de Azar de Turismo, Jaime Irizarry, sostuvo que la deficiencia en el pago correspondía al bienio 2015-16, de la pasada administración.

Mientras, la secretaria del Departamento de Hacienda, Teresita Fuentes, expresó en una ponencia escrita que los resultados operacionales de la Lotería Tradicional "reflejaban y continúan reflejando pérdidas", por lo que dichas aportaciones fueron interrumpidas. Indicó también que previo a asignar cualquier erogación de fondos para realizar cualquier pago de deudas de años anteriores, la agencia necesita del aval de la Junta de Supervisión Fiscal.

El senador José Nadal Power indicó que se dispuso mediante ley buscar estos ingresos a través de la Compañía de Turismo y de la Lotería para proteger al Programa de Jugadores Compulsivos de las fluctuaciones presupuestarias. Dijo que el Departamento de Hacienda a través de la Lotería está cumpliendo, parcialmente. "Falta la mitad de los fondos que no se están enviando desde el 2012", sostuvo el senador popular.

Nadal Power dijo que si se aprueba la legalización de 45 mil tragamonedas podría aumentar el juego compulsivo. "Ciertamente puede empeorar el problema de la adicción al juego porque va a aumentar el acceso al juego, y el juego va a hacer en negocios que no tienen la reglamentación de un casino", opinó.

La investigación senatorial coincide con la propuesta de legalizar un total de 45.000 tragamonedas, como parte de la reforma contributiva que se busca aprobar en la Legislatura.

Sin embargo, la presidenta de la comisión senatorial, Migdalia Padilla, dijo que la resolución que dio pie a la investigación fue radicada por Nadal Power desde el pasado
cuatrienio y no prosperó, particularmente en la Cámara.

"La resolución viene referida de la Comisión de Asuntos Internos (del Senado) y la estamos atendiendo indistintamente que haya coincidido entre lo que es la reforma y esta vista. Ya esto estaba programado hace varios días", indicó.

"No obstante, es cierto que las máquinas de entretenimiento para adultos están incluidas en la reforma contributiva. En principio lo que aquí traían el presidente de la Cámara (Carlos Méndez y el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz es que las máquinas existen, están ahí, había que legalizarlas", sostuvo la legisladora.

Indicó que estas máquinas están dando premios en efectivo y no se sabe que cantidad de dinero se cobra, a cuánto ascienden son esos premios, cuánto se paga. "Eso levanta muchas preocupaciones sobre estas máquinas en cuanto a cómo están trabajando, que se mantienen en los negocios porque están dando unos premios en efectivo, pero pagan unas licencias y marbetes al Departamento de Hacienda", añadió Padilla.

El Programa de Ayuda a Jugadores Compulsivos, según explicó su director, Javier Toro, tiene como prioridad ofrecer servicios de educación, orientación, tratamiento y rehabilitación de jugadores compulsivos y ofrece talleres sobre las consecuencias del juego desmedido.

Se estima que en Puerto Rico cerca de 9.000 personas pueden estar sufriendo una adicción a juegos, pero sólo un 2% busca ayuda profesional. También se estima que 25.000 personas en la Isla pueden desarrollar el trastorno de juego problemático durante su vida, según proyecciones basadas en datos de la Asociación Americana de Psiquiatría del 2013 y del Censo de Puerto Rico.

A febrero pasado, unas 211 personas con adición al juego habían recibido los servicios de ASSMCA, de los cuales el 58% eran hombres y el 42% eran mujeres, siendo San Juan el área de mayor prevalencia y las tragamonedas el juego más utilizado, seguido de los juegos de cartas a nivel de casino, las carreras de caballo y la lotería.


 

 

Fuente:www.primerahora.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner