Piden 2 Años Y Medio De Prisión Para Exdirector De Casinos

Una condena de 2 años y 6 meses de prisión para el intendente de la localidad bonaerense de Merlo, Gustavo Menéndez, fue solicitada por el fiscal Fernando Berlingeri en su alegato, en la causa por delito de fraude a la administración pública, presuntamente cometido entre 2006 y 2007, cuando se desempeñaba como director de los casinos Central y Del Mar. El fiscal solicitó además su inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos.

Berlingeri, también pidió en el Juzgado Correccional N°3 la misma pena para el otro imputado, Enrique Daniel De Luca, quien al momento de los hechos era el administrador de esos casinos.

Para el fiscal, quedó demostrado que en 2006 y 2007 Menéndez y De Luca dispusieron de fondos del Casino Central por la suma de 600.000 pesos que no podían disponer.

"Abusando del poder jerárquico que ostentaban, pese a que no tenían la custodia formal de los fondos resguardados en el Casino Central de Mar del Plata, retiraron en forma reiterada de manera ilegítima e indebida dinero en efectivo del tesoro de la referida casa de juegos, ascendiendo el monto de estas extracciones a la suma de seiscientos mil pesos", explicó el fiscal.

La defensa de los imputados, Wenceslao Méndez en el caso de Menéndez y César Sivo en el de De Luca, alegaron por la absolución de los acusados, argumentando que no existió perjuicio económico para las arcas de la provincia de Buenos Aires y que, en el hipotético caso de existir un fraude, no se podía demostrar sin dudas la autoría.

La próxima semana el Juzgado en lo Correccional N°3 dará a conocer la sentencia.

Como se recordará, el 8 de noviembre de 2007 se desarrolló un arqueo contable en el Casino Central y en el Casino del Mar, ambos bajo la órbita de Menéndez y De Luca. Según la hipótesis acusatoria, en cumplimiento de las órdenes impartidas por sus superiores, se retiraron del tesoro, en una mochila, la suma de 600 mil pesos en billetes de cien pesos. De esta manera el dinero fue trasladado al Casino Central, a los efectos de que éstos fueran arqueados por el personal de la Dirección de Auditoría del Instituto de Loterías y
Casinos de la Provincia de Buenos Aires, que obviamente no conocía la maniobra.

Luego ante el evidente faltante de dinero que sería inevitablemente constatado por el personal de la Dirección de Auditoría "pergeñaron una maniobra engañosa con la finalidad de disimular tal situación, consistente en ir en búsqueda del monto al que se hiciera referencia al tesoro del Casino Anexo III o Casino del Mar, sito en el Hotel Hermitage de esta ciudad, encargando dicha tarea a personal subalterno".

Del mismo modo, siendo ya el día 9 de noviembre de 2007, se concretó el mismo procedimiento irregular, devolviéndose el dinero en cuestión al Casino del Mar en donde también fue arqueado.

Dichas maniobras habrían significado un apoderamiento ilícito de los fondos públicos y el correspondiente perjuicio patrimonial a la Administración Pública Provincial por la suma referida.

Según surgió de las declaraciones de testigos, trabajadores del Casino Central y del Mar aseguran que siempre "existían gastos por los que Menéndez ordenaba que se le diera dinero del tesoro contra comprobantes que después serían reintegrados". Sin embargo, la prueba material de esos supuestos comprobantes nunca apareció y, en su declaración, Menéndez siempre negó toda la acusación.

La causa llegó a juicio después de 10 años, en los que cambió mucho el contexto desde que se inició, cuando el gobernador de la provincia de Buenos Aires era Felipe Solá.

En ese tiempo, Menéndez tras su paso Instituto Provincial de Lotería y Casinos siguió con su carrera en la política y fue elegido intendente de Merlo y presidente del Partido Justicialista (PJ) bonaerense.


 

 

Fuente:www.lacapitalmdp.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner