Voceros judiciales indicaron que el juez le rechazó el beneficio de permanecer en libertad mientras dura el proceso a Maggi y Rodríguez porque “no estuvieron a derecho desde un primer momento como los otros imputados, ya que permanecieron prófugos un tiempo considerable”.

Asimismo se indicó que los mencionados “serían quienes tenían la efectiva administración de los caudales sustraídos, en su carácter de presidente y tesorero, y por ende su responsabilidad sería mayor”.

Las fuentes precisaron que la defensa de los imputados recurrirá está resolución ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata.

Como se recordará el juez Masi ya había concedido la libertad de dos empleados del IPLyC, Luis Mariano Bordenave, bajo fianza de 2.500.000 pesos; y Diego Alejandro Selva, con caución de $1.500.000, tras ser un pedido de excarcelación.

En esta misma causa, anteayer, el fiscal que investiga el caso, Hugo Tesón, indagó a ocho empleados imputados por “peculado”, pero con participación secundaria, quienes fueron interrogados, quedaron procesados y sin orden de detención.

Según la investigación, entre abril de 2013 y 2015, se habrían iniciado expedientes para generar órdenes de publicidad apócrifas en favor de personas con las que los acusados estarían en connivencia.