Bariloche: Panamericano Echó A Trabajadores Y El Gremio Bloquea Ingreso Al Casino

El Hotel Panamericano decidió despedir a 21 empleados por “fuerza mayor”, por lo que les abonará el 50 por ciento de la indemnización. A raíz de la situación provocada por la ceniza del volcán Puyehue y el cierre del Aeropuerto, la empresa -al igual que muchas otras de Bariloche- se había comprometido a no producir despidos. El gremio hotelero gastronómico repudió la medida y anunció que radicalizará la protesta obstaculizando el funcionamiento de la casa de juegos. Por su parte la firma, informó que los despidos se deben a la "pérdida millonaria" sufrida debido a la caída de pasajeros desde junio pasado. Incluso planteó que "el futuro es incierto" para los "próximos seis meses".

"No vamos a permitir que se lleven la plata de Bariloche con el Casino mientras dejan a trabajadores de la ciudad en la calle", anunció Ovidio Zúñiga, dirigente sindcal y ex diputado nacional. Alertó que estos despidos dejan un "peligroso antecedente" que pone en riesgo a 3 mil trabajadores del sector.

La cadena de hoteles comenzó a notificar la drástica decisión el viernes por la noche a los 21 trabajadores despedidos. Muchos de ellos, con décadas de antigüedad, como Haydee Müller, quien se desempeña en el establecimiento desde su inauguración, en 1987, a quien hoy le notificaron informalmente su desvinculación. Incluso despidieron a dos de los 15 trabajadores que aceptaron cumplir funciones en Buenos Aires "para cobrar el 100% del sueldo, ante la falta de actividades en Bariloche, y que no se los someta a esta situación", y ahora se agrava aún más la situación de estas familias, según informó Zúñiga. 

La empresa alegó que los despidos se realizaron por fuerza mayor, por lo que los indemnizarán al 50 por ciento. Pero Zúñiga indicó que la justificación está "mal encuadrada" en razones de "fuerza mayor" tal como presentaron al ministerio de Trabajo el 20 de juio pasado". 

"Debía presentar un procedimiento de crisis, amparado por el convenio del 30 de junio, para no despedir o suspender trabajadores sin goce haberes", cuestionó.

Además, según fuentes gremiales el Panamericano había obtenido 150 planes REPRO, tomando el compromiso de no provocar despidos. "No estamos de acuerdo con el despido de personal ni al 50 ni al 100 por ciento de la indemnización, porque no se arregla con los trabajadores en la calle", aseguró el referente gremial, informando que la firma despidió a 21 de los 70 efectivos.

Comentó que los directivos del Panamericano sugirieron que "antes estaban analizando el cierre del hotel, pero finalmente resolvieron echar trabajadores". Y sugirió: "Si se van, que se lleven el casino, porque nosotros no vamos a ser sus socios en las pérdidas".Zúñiga comentó que estuvieron reunidos con la empresa, y le plantearon que "hay una situación grave en Bariloche y no ayuda en nada a superar la cuestión de crisis, sino que lleva a un estado de incertidumbre de los trabajadores que el gremio no puede soportar, esperamos hasta las 16 para que se levanten los despidos y los trabajadores se reintegren a sus tareas normales".

Pidió a los empresarios que "evitemos romper la paz social en Bariloche" y destacó que se trata de una empresa importante a nivel nacional, con "muchas relaciones con el gobienro nacional", al tiempo que insistió en que la difícil situación de la ciudad "no se va a superar con trabajadores en la calle y menos con trabajadores con salarios deprimidos". Si bien la negociación se retomó, no hubo acuerdo entre las partes. Así, el gremio definió "sugerir a la gente que no entren al casino, del que tienen acciones", con el fin de impedir que la empresa obtenga ingresos de la ciudad, mientras dejan a trabajadores en la calle.  

Según las declaraciones del dirigente gremial,  el principal accionista del Panamericano tiene alrededor del 36% de las acciones de Entretenimientos Patagonia. Además del hotel de Bariloche, el grupo tiene al menos un 5 estrellas en Buenos Aires y otro en Calafate. "No se puede hablar de una carga imposible de asumir. No se puede creer que 21 trabajadores les haga una diferencia que no puedan sostener", cuestionó.

"Los directivos con los que nos reunimos son todos cartón pintado sin poder de decisión y sólo ratificaron lo que les mandaron a decir desde Corrientes", resumió, alertando que el sindicato no puede permitir estos despidos "porque deja un peligroso antecedente que pone en riesgo la continuidad laboral de los 3 mil trabajadores del sector".Consecuentemente, convocó a todos los trabajadores hoteleros gastronómicos a participar de una movilización en la puerta del Hotel Panamericano, hoy a las 17 horas, "para repudiar la prepotencia de esta empresa que demostró no tener responsabilidad social (...) porque si permitimos que esto pase se puede generalizar en todo Bariloche", afirmó.

La posición de la empresa

Falta de vuelos, caída de las reservas y casi nula ocupación, fueron los argumentos utilizados por el Hotel Panamericano para justificar el despido de 21 trabajadores. La empresa indicó que, desde la caída de cenizas el pasado 4 de junio y la consecuente reducción de reservas, sufrió "pérdidas millonarias por mes".

"Debido a la situación de crisis que vive la región desde el mes de junio, con una baja alarmante de operación, con mucho menos flujo turístico y sin vuelos, la Provincia, los hoteleros, el Ministerio de Trabajo (de la Nación) y el sindicato (UTHGRA) en conjunto deciden suscribir un convenio de crisis, para aplicar al sector y hacer frente a la crisis. Nuestra empresa, cumplió desde el comienzo hasta ahora asumiendo una pérdida millonaria para sostener la nómina completa de personal tanto de efectivos como de temporarios y hemos mantenido a todos aún sin trabajo para ofrecerles", se planteó a través de un comunicado.

Sin embargo, se explicó que la firma "ha tratado de sumarse al esfuerzo que toda la comunidad de Bariloche está haciendo afrontando los costos de una perdida millonaria por mes. En nuestro intento por atenuar el impacto de la situación hemos incluso reubicado al personal en los destinos donde poseemos otros hoteles ya sea en Buenos Aires, como en Calafate, aún asumiendo el costo de brindarles alojamiento".

El Panamericano calificó como "incierto" el futuro, ya que "no hay miras de poder tener pasajeros en los hoteles por más de seis meses". En ese marco, se le presenta a la empresa "las disyuntivas" sobre "qué hacer: Hemos asumido las pérdidas pero sabemos que no podremos resistir muchos meses más sin ingresos. No vamos a cerrar nuestras puertas pero, sí necesitamos reducir la nómina de personal para poder mantener la fuente de trabajo, la relación con nuestros proveedores, con nuestros clientes y por supuesto, con la comunidad", indicó la firma.


 

 

Fuente:www.bariloche2000.com y www.anbariloche.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner