Luis Gama, director del organismo, aclaró que “los sitios de apuestas online no habilitados no generan ningún tipo de beneficio para el país. Sin embargo, de lo recaudado a través de Supermatch, el Estado renuncia a parte del IVA y lo transfiere a proyectos cuyos destinatarios son los jóvenes integrantes de las divisiones formativas de los clubes afiliados a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y la Organización de Fútbol del Interior (OFI)”.
Esta medida tiene la finalidad de proteger el juego de azar o apuestas online legal en el país, en donde el único sitio habilitado es precisamente el de apuestas deportivas Supermatch.
Actualmente hay más de 33 millones de pesos disponibles para, por ejemplo, mejorar las condiciones locativas de las instituciones. Los clubes afiliados a OFI han presentado 85 proyectos, mientras que los de la AUF aún no ha presentado ninguno.