El Mercado Panameño Del Juego Sigue En Baja

La industria de las apuestas y juegos de azar en Panamá observa una merma en su negocio, la cual atribuyen a la presión impositiva generada para el sector, luego de que el gobierno aprobó en 2015 un aumento en las pensiones monetarias que reciben los jubilados y pensionados del país.

De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, de enero a febrero los ingresos por apuestas brutas (incluye premios pagados) descendieron en un 6,9%, principalmente, máquinas tragamonedas tipo “A” en un 5,8%; los de las salas de bingo se elevaron en un 8,2% y las salas de apuestas de eventos deportivos en un 22,2%.

Mientras que los ingresos por apuestas netas (excluye premios) disminuyeron en un 7,5%, específicamente, las máquinas tragamonedas tipo “A” en un 7,5%. Por el contrario, se reportó variación positiva en las salas de bingo del 21,4% y salas de apuestas de eventos deportivos en un 23,1%.

Los expertos sostienen que la disminución se debe al cumplimiento del impuesto de 5,5%, que financia el ajuste a los jubilados y pensionados. Según el impuesto aunque la persona gane o pierda debe pagar el tributo, lo que alejó a los clientes de las salas.

Eso también influenció en que en los últimos cuatro años, la industria se haya visto forzada a despedir a cerca de 6.500 trabajadores e incluso el cierre de casinos y otros establecimientos de juegos.


 

 

Fuente:laestrella.com.pa

 

 


 
Banner
Banner
Banner