Puerto Rico: Cámara De Representantes Aprobó Ley De Apuestas Deportivas

La Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó en primera instancia el proyecto de ley que regula las apuestas deportivas en la isla. La iniciativa legal tiene por finalidad establecer la “Ley de la Comisión de Juegos del Gobierno de Puerto Rico” y la política pública en torno a las apuestas en eventos deportivos, ligas de juegos electrónicos, tales como eSports y ligas de fantasía (“fantasy leagues”), al igual que autorizar las apuestas en este tipo de eventos tanto en instalaciones como por internet.

Luego de más de dos meses de negociaciones, finalmente dos comisiones de la Cámara de Representantes llegaron a un acuerdo sobre el proyecto. Una de las principales diferencias entre los representantes de mayoría Néstor Alonso Vega y Antonio Soto giraba en torno a en qué locales se autorizaría la presencia de terminales para que se hicieran apuestas. Según Soto, el lenguaje de la medida resultaba demasiado amplio y permitía que se colocaran puntos de venta en colmados, gasolineras y hasta barberías.

El representante Néstor Alonso Vega, autor de la medida, presentó la pieza al Pleno. Según expresó, "entendemos necesario regular y legalizar un evento que hoy en día en Puerto Rico está sucediendo. En base a esto creímos necesario establecer una Comisión en donde puedan regular, reglamentar y fiscalizar los juegos de azar en Puerto rico. Esto es una medida que no solo atiende las apuestas deportivas, incluye, como otros estados de Estados Unidos en las plataformas digitales llamadas fantasy y leagues y eSports que como data importante es el segundo deporte más visto del mundo".

A su vez, destacó que la medida es una herramienta significativa que fomenta la creación de empleos e instalaciones comerciales y fomenta el desarrollo económico de la Isla. El Representante explicó que los fondos provenientes a través de este Proyecto se distribuirán asignando el 50% de estos ingresos destinados al Sistema de Retiro de Empleados Públicos, un 15 irá para la Policía, un 10 a los municipios para obras y mejoras permanentes, y un 5 a la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (AMSSCA).

Con una enmienda introducida al proyecto, se dispone que la nueva Comisión de Juegos del Gobierno de Puerto Rico podrá autorizar licencias de puntos de venta en lugares no contemplados específicamente en el proyecto, pero que tendrían que cumplir con un plan de negocios. La intención detrás de ese lenguaje es limitar los locales autorizados a aquellos que puedan cumplir con parámetros de seguridad y que tengan capacidad financiera.

De hecho, también se incluye lenguaje que evitaría que la nueva comisión autorice, con enmiendas a su reglamento, que todo un sector de comerciantes, como pueden ser colmados y gasolineras, sirvan como punto de venta. También dispone que ningún punto de venta podrá estar ubicado a menos de 100 metros de una escuela, centro religioso o instalación pública o privada de rehabilitación de adictos.

Al defender la medida en el hemiciclo, Alonso Vega planteó que las apuestas ilegales en eventos deportivos son una realidad hoy día. "Por lo tanto, entendemos es necesario regular y legalizar un evento que en estos momentos está sucediendo", dijo al argumentar que la medida creará nuevos empleos y provocará la apertura de nuevos locales comerciales.

"Esta media provoca un aumento no solo a los ingresos del fisco del gobierno, también es una nuevaherramienta para la apertura de nuevos establecimientos y le da empleos a gente que hoy día no tiene trabajo", dijo. "Es un proyecto de desarrollo económico".

Alonso Vega argumentó que el proyecto ordena la creación de un registro en que toda persona interesada en hacer apuestas deportivas tendrá que inscribirse.

Al oponerse a la medida, el representante popular Ángel Matos García planteó que la legalización de las apuestas deportivas tendrá el efecto de debilitar los mecanismos ya legislados para recaudar fondos para el Estado, entiéndase las carreras de caballos, las loterías y los casinos.

"El problema es que, como política pública, defendemos instituciones que creamos para levantar ingresos del Estado, pero ahora las estamos socavando con otras
estructuras de juego que ya se están canibalizando entre ellas", dijo Matos García al denunciar, por otro lado, que el proyecto debilitar la División de Juegos de Azar de la Oficina de Turismo.

Matos García logró que se incluyera una enmienda al proyecto para que los solicitantes de licencias tengan que cumplir con la Ley Federal de Secretarios Bancarios y la Comisión Federal de Comercio.

En el caso de representante independentista Denis Márquez planteó que su postura y la de su partido, el Partido Independentista Puertorriqueño no reconoce el juego como "el norte para establecer ningún tipo de crecimiento o desarrollo económico".

"Lo más horrible es esa política pública de promocionar el juego en el país", dijo.

El proyecto

En cuanto a los costos de las licencias, no se fijan montos específicos, dejando eso en manos de la reglamentación de la comisión, aunque se establecen cantidades mínimas: $50,000 para operadores principales y $2,500 para puntos de venta.

Sobre recaudos, se establece un impuesto de 7% sobre apuestas presenciales y de 12% en apuestas por internet. Se dispone que la distribución de los ingresos comenzará por cubrir los gastos operacionales de la comisión y el restante disponible se dividirá en 50% para pensiones de servidores públicos, 15% para gastos operacionales de la Policía, 10% para mejoras permanentes de los municipios y 10% para el Departamento de Recreación y Deportes (DRD). Esa tajada del DRD se dividirá en 3% para instituciones sin fines de lucro que se dediquen a la promoción del deporte olímpico, 2% para organizaciones sin fines de lucro que se dediquen al desarrollo del deporte para paralímpico y 5% para que la Comisión Conjunta de Donativos Legislativos lo reparte entre organizaciones sin fines de lucro que se dediquen a la promoción del deporte.

Otro 10% irá dirigido al fondo de Cuentas Mi Futuro y 5% para programas para combatir la adicción a apuestas de la Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción.

La nueva Comisión de Juegos del Gobierno de Puerto Rico agrupará el andamiaje ahora establecido en la Administración de la industria del Deporte Hípico, la División de Juegos de Azar de la Oficina de Turismo del Departamento de Desarrollo Económico y el andamiaje el marco legal para regular y fiscalizar la nueva industria de apuestas en eventos deportivos y en competencias de juegos electrónicos. Esta nueva comisión será dirigida por un comisionado nombrado a un término de 10 años y una junta de siete integrantes, incluyendo a tres del sector privado, uno más que la propuesta original.

Esta junta, a su vez, también tendrá una junta asesora de siete integrantes.

Con enmiendas al proyecto se crean dos licencias: el de operador, que será una entidad capaz de manejar tanto apuestas presenciales como por internet y las de puntos de venta o satélite. Bajo la primera categoría se ubicarán casinos e hipódromos y bajo la segunda estarán las galleras, agencias hípicas y paradores.

Los cambios introducidos al proyecto aumentan las cuantías de las multas que podrá imponer la nueva comisión por diversas violaciones y se fijan como mínimo de $10,000 por una primera violación, cuando el mínimo inicial era de $5,000. Las cuantías continúan aumentando hasta un mínimo de $25,000.

Otro cambio dispone que la comisión tendrá que confeccionar una lista de todas las personas, sean naturales o jurídicas a quienes se les prohibirá obtener cualquier tipo de licencia a ser otorgada o participar en apuestas deportivas.

También se prohíbe, con enmiendas, apuestas en competencias deportivas aficionadas y escolares.


 

 

Fuente:www.elnuevodia.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner