Intendencia Asegura Que No Hay Planes De Cierre Del Casino

En medio del conflicto entre trabajadores del Casino Parque Hotel y el gerente de Casinos de la Intendencia de Montevideo, Hugo Gandoglia, -quien opinó que "el próximo gobierno va a tener que tomar una decisión profunda y valorar si tiene sentido la gestión de una sala pequeña o mediana" como esa-, el director de Gestión Humana del municipio, Eduardo Brenta, dijo que la comuna no tiene pensado cerrar el establecimiento y señaló que las declaraciones de su compañero fueron "malinterpretadas".

Las declaraciones de Gandoglia fueron cuestionadas por parte de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) Montevideo, y su secretaria general, Valeria Ripoll, que iban a pedir una reunión de "carácter urgente" con el intendente Christian Di Candia, ya que entendían que se les había "mentido en la cara".

Por su parte, los empleados municipales del Parque Hotel, organizados en Adep y Afac, hicieron también una declaración en la que repudiaron las expresiones de Gandoglia y exigieron su "inmediata renuncia".

"Él no dice lo que Valeria (Ripoll) dice. Gandoglia señala la posibilidad, según él, de que la evolución de la forma de juego vaya a llevar a tomar una decisión. Nosotros no tenemos la intención, ni es parte de nuestra función, promover el juego, pero tampoco consideramos cerrarlo", comentó Eduardo Brenta.

Brenta dijo que, como en el trabajo, los cambios tecnológicos y culturales "generan transformaciones" que deben tener una respuesta desde la gestión pública.

"De todos modos, diría que más que preocuparse por los casinos debemos preocuparnos, como lo estamos haciendo, con el medioambiente", ejemplificó.

Brenta señaló que hay áreas en las que el Estado no debería participar, y que son estratégicas, como las políticas sociales. "Los juegos tradicionales se van a ir abandonando, no depende de nosotros", remarcó.

Para el funcionario, Adeom tuvo una reacción desde un "reflejo conservador": "Está todo bien si mantenemos todo como está. Está bien si no modificamos. La Intendencia en su momento tenía la gestión de hoteles, hoy sería impensado. Tiene que haber una lógica de que en algunas áreas se desarrollen los privados", dijo, y puntualizó que el sindicato tuvo una "lógica maniqueísta".

"Vamos a luchar para que el casino no cierre, ya que es el único municipal que queda", sostuvo Ripoll, quien señaló que los funcionarios municipales del Casino Parque Hotel realizan medidas de fuerza y no atienden las 100 tragamonedas que son privadas, ante el posible cierre del casino.

En un comunicado, señalaron que "a partir del sábado 13 de julio incrementaremos las medidas en conjunto no atendiendo, ni liquidando por parte de los funcionarios algunos slots del privado, los que estarán debidamente identificados". El casino tiene 256 máquinas, de las cuales 156 son de propiedad municipal y 100 alquiladas.

"Es increíble que otra vez se ponga arriba de la mesa el tema de que los casinos no dan las ganancias que se esperan. Que dan pérdidas. Deben ser los únicos casinos en el mundo que no dan ganancias", agregó Ripoll. "Esto favorece a privados".

"Es increíble que no tengan la capacidad de gestionar un casino para que de las ganancias lógicas que debería de dar", añadió.


 

 

Fuente:www.montevideo.com.uy y www.subrayado.com.uy

 

 


 
Banner
Banner
Banner