Sindicato Denuncia "Descuido" En Casinos Municipales

Desde el sindicato de trabajadores de los casinos municipales de Montevideo, aseguran que en las salas los juegos de paño están "abandonados" y se priorizaron las tragamonedas bajo la "falacia" de que ambas cosas no pueden convivir. Así calificó la situación el dirigente del gremio, Sergio Martínez, quien detalló además que esos establecimientos sufren un "descuido" por parte de esa intendencia uruguaya.

Hace algunas semanas la polémica en torno a los casinos municipales se reavivó, luego de que el director de esa dependencia, Hugo Gandoglia, afirmó que la intendencia de Montevideo "debe considerar" el cierre del Parque Hotel, el único casino de gestión plenamente municipal que hay en la ciudad. Además, el funcionario señaló que los juegos de paño tradicionales (ruleta, punto y banca y blackjack) vienen "en picada" porque ya no "seducen" a las nuevas generaciones.

A raíz de estas declaraciones, el sindicato de los casinos, así como la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom), mantuvieron una reunión con las autoridades municipales para conocer el alcance de las declaraciones de Gandoglia.

Para la administración de Christian Di Candia, no está sobre la mesa la remoción de Gandoglia ni cerrar el casino municipal en este período.

Sin embargo, Martínez explicó que, además de la remoción de Gandoglia, lo que los trabajadores piden es discutir el "desmantelamiento" y el "olvido" que enfrentan las salas de juego municipales administración tras administración. Los últimos funcionarios de los casinos municipales ingresaron a la administración hace 27 años y desde ese momento, según el sindicato, no se renovaron vacantes ni se abrieron nuevos puestos de trabajo.

En este momento, según aseguró Martínez al medio El Obserrvador, hay poco más de 70 funcionarios trabajando en
el Parque Hotel ubicado en pleno Parque Rodó, aunque hace cinco años la administración se comprometió a llevar ese número a 130. De esta manera, el dirigente sindical aseguró que hay días en los que varias mesas de juego no pueden ser atendidas y que hacen falta cajeros en el

casino del Parque Hotel.

La defición política respecto a la gestión de los casinos, según el sindicato, se dio con la primera administración del frenteamplista Mariano Arana y la apertura del Victoria Plaza. La bomba de los casinos municipales explotó en la segunda administración del arquitecto, con el escándalo que involucró a Juan Carlos Bengoa, a quien la Justicia responsabilizó por el cambio en la estrategia de negocios, cuando la intendencia pasó de comprar a arrendar máquinas tragamonedas para los casinos municipales.

Básicamente, suspendió las licitaciones y contrató directamente a las empresas para que gestionaran el juego sin experiencia en el rubro y dirigidas por personas allegadas a él y a sus asesores. Como consecuencia de esa gestión, las pérdidas oscilaron en los US$ 15 millones en su punto más álgido, se mantuvieron hasta 2012, cuando nalmente el balance comenzó a dar positivo, lo que sucede hasta la actualidad.

Después de la reunión de la semana pasada, las autoridades municipales "quedaron en comunicarse", aseguró Martínez. Sin embargo, en el sindicato preocupa el "desmantelamiento, el olvido y el hecho de que siga menguando la fuente de trabajo".


 

 

Fuente:www.elobservador.com.uy

 

 


 
Banner
Banner
Banner