Gobierno De Brasil Rediseña Licitación De Lotería Instantánea

Tras siete intentos que no lograron su objetivo, el gobierno de Brasil decidió relajar las reglas de la concesión de la Loteria Instantânea Exclusiva (Lotex). Si hasta el momento las condiciones habían convertido la situación en una disputa entre las empresas más grandes del sector, ahora los técnicos planean relanzar el anuncio en agosto venidero, y atraer la atención de al menos 30 empresas.

La decisión para concesionar este juego -conocido popularmete como raspa y gana- se tomó durante el gobierno del presidente Temer. Después de las sucesivas presentaciones del activo a inversionistas internacionales (los llamados road shows) en ciudades como Londres y Las Vegas, el gobierno realizó el primer intento de subasta en julio del año pasado. Pero tuvo que posponerla por el bajo interés.

El gobierno continuó aplazando la licitación. Se establecieron nuevas fechas y en total se modificaron cinco veces. La justificación de los técnicos fue la preocupación de las empresas con la legislación, con el proceso electoral y, más tarde, con el cambio de gobierno.

Sin embargo, el gobierno aún enfrenta dificultades. Programada para febrero de este año, la subasta tuvo que ser cancelada el día anterior. Solo dos empresas estaban interesadas en la compulsa, IGT Global Services Limited y Scientific Games Corporation.

Los dos finalmente se reunieron para evaluar una oferta conjunta. Mientras tanto, exigieron al gobierno respuestas como qué pasaría si renunciaran al activo después de la subasta. Dado el bajo interés, el gobierno encontró mejor rehacer la disputa para atraer a más compañías.

"Estamos haciendo el anuncio más flexible para atraer a los 30 [más grandes], precisamente para generar competencia y asegurar la apertura del mercado", dijoce Alexandre Manoel, Secretario de Evaluación de Políticas Públicas, Planificación,
Energía y Lotería del Ministerio de Economía.

Ahora el gobierno tiene la intención de reducir la cantidad requerida de experiencia operando el servicio de lotería instantánea. En el anuncio original, la compañía interesada en el negocio tenía que demostrar que ya había administrado un servicio de lotería instantánea con ingresos de R$ 1,2 mil millones o más.

Además, el gobierno planea reducir el valor de la garantía hasta en un tercio de lo que pretetendía en el último anuncio. Anteriormente, se requería una cantidad mínima de R$ 27,3 millones que podía proporcionarse en efectivo, seguridad de la deuda pública, seguro de garantía o garantía bancaria y tener un plazo mínimo de un año. Es decir, el nuevo valor podría caer a alrededor de R$ 9 millones.

Después de los estudios realizados durante la administración de Temer, por el entonces Ministerio de Finanzas y por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), el equipo económico decidió otorgar la concesión a cambio de un pago de la empresa ganadora.

La opinión del gobierno era que la concesión liberaría al gobierno de dirigir el negocio, dejando que el sector público proporcionara bienes y servicios esenciales a la sociedad. Además, el proceso garantizaría un cobro por el derecho de explotación y pago de la subvención.

La subvención de Lotex se discute, mientras que el Ministerio de Economía recibe llamadas de parlamentarios para apoyar un lanzamiento amplio de los juegos. En la lista de deseos hay bingos e incluso casinos.


 

 

Fuente:www.diariodepernambuco.com.br

 

 


 
Banner
Banner
Banner