Estudian Limitar Locales De Apuestas En Palma De Mallorca

El municipio de Palma de Mallorca estudiará la limitación de locales de apuestas deportivas, y su "impacto negativo en la economía de personas de clase media o media-baja", que es una "preocupación" para la regiduría de Modelo de Ciudad. Según los datos del oficiales, actualmente hay 59 salones de juego en activo y cinco locales solo de apuestas.

Hace unos meses, el pleno de Cort aprobó una moción de Ciudadanos por la que se comprometió a prohibir la apertura de casas de apuestas y salones de juego en las proximidades de centros escolares, institutos, centros juveniles y edificios públicos con alto tránsito de menores. Ahora, el área que dirige Neus Truyol, en vista de las consecuencias que esta actividad tiene en un gran sector de la población, "estudiará con las competencias vigentes, qué margen de actuación tiene para limitar esta actividad", han avanzado fuentes municipales.

En 2017, año en que el Govern aprobó el reglamento de las apuestas, por el que las salas de juego ya autorizadas podían añadir esta oferta, el departamento de Actividades tramitó siete expedientes de salas de juego, casas de apuestas deportivas y similares, una cifra en la que también pudo influir la salida de la crisis, apuntan fuentes de Cort. En total, en los últimos 5 años, se concedieron licencias a 14 establecimientos de este tipo, además de autorización para dos ampliaciones.

Los datos globales de la cantidad de locales de juego y apuestas en Palma están en manos de la conselleria de
Transición Energética y Sectores Productivos, de la que depende el Servicio de Juego. El listado, actualizado el pasado marzo, indica la actividad en 59 locales diferentes, mientras que de solo apuestas aparecen cinco establecimientos.

Por su parte, la patronal del juego prevé recaudar con las apuestas deportivas unos 25 millones de euros a lo largo de 2019 en Balears, donde cuenta con más de un centenar de establecimientos en las diferentes islas.

En referencia al gasto de los ciudadanos, Cort saca a relucir datos del Anuario del juego en España 2018, el último publicado, según el cual dos de cada diez españoles se sumaron a las apuestas deportivas durante 2017. Este estudio también evidencia que la crisis supuso un descenso del 26,7% en el juego real, entre 2008 y 2014, "motivo por el que entendemos que desde 2009 a 2015, tan solo se tramitaron dos expedientes", explicaron desde el Ayuntamiento.

Las fuentes de Urbanismo también destacan que esos siete expedientes para nuevos locales de juego en 2017 se dio en otros años, como en 2001, con la tramitación de otros ocho, o entre 2001 y 2006, con 17 en total.


 

 

Fuente:www.diariodemallorca.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner