Conflicto En Lotería Del Uruguay Por Los "Niños Cantores"

La Asociación de Funcionarios de Loterías y Quinielas de Uruguay (AFAL) está en situación de conflicto desde el miércoles, en reclamo a la propuesta impulsada por el director General de Loterías y Quinielas, Luis Gama, de la eliminación de los niños cantores. La medida implicó la suspensión del sorteo del miércoles y del jueves, tras el paro que se extendió los dos días.

Para el sindicato, la actual dirección pretende instrumentar un nuevo formato argumentando que es más moderno. Gama dijo que la intención de Loterías y Quinielas es aplicar un sistema en que las únicas personas visibles sean el conductor y el escribano, que "es la única palabra oficial que valida el sorteo".

La Dirección Nacional de Loterías y Quinielas comunicó que el sorteo se realizará este viernes. "Las apuestas recepcionadas para los sorteos de Quiniela y Tómbola vespertino y nocturno del día jueves 26 de setiembre de 2019, jugarán en el respectivo sorteo del día viernes 27 del mismo mes", se apuntó. La misma situación será para el caso del 5 de Oro.

En el actual formato los niños cantores, el conductor y el escribano son los encargados de transmitir los números correspondientes a las bolillas que salen sorteadas.

"Tres personas que leyeran los números no aportaba mucho y va a ser más ágil y más práctico", señaló Gama en relación a la función de los niños cantores.

Gama explicó que desde 2008 hay un convenio con el INAU y que se firmará en los próximos días junto a la Oficina Nacional de Servicio Civil uno nuevo para dar capacitaciones y herramientas para que haya una mejor experiencia laboral dada "la situación y la edad que tienen" los que ingresan. El objetivo, sostuvo, es no dejar a ninguno de los jóvenes afuera
e incluso se sumarán más cupos, pasando de ocho a 15.

El sindicato reclama que se mantenga la figura del niño cantor y que los contratos de trabajo sean más extensos que de un año por su alta rotatividad. De todos modos, insisten en que las personas que llevan adelante la función pueden ser mayores de 15 años ya que consideran que "lo de niño cantor es en sentido gurado", sostuvo el sindicalista Leonel Revelese, quien agregó que lo impulsado implica un cambio "vertiginoso y violento para este tipo de juegos".

Por su parte, Gama dijo que la figura del niño cantor hoy está "fuera de época", porque se trata de "jóvenes de entre 17, 18 y 19 años, muchos de ellos padres o madres de familia. A veces el niño cantor es mayor que el conductor por lo que es una figura mal

llamada. El último niño cantor que entró fue en el año 1991, que entraban a los 9 o 10 años y sí se ajustaba al término. Hace dos años atrás había una chiquilina que terminaba de cantar, agarraba el cochecito con el bebé y se iba.", sostuvo el funcionario.

Según explicó Gama, cuando los que en el pasado ingresaban con 9 años después vía una ley se los presupuestaba como funcionarios de la Dirección General de Loterías y Quinielas al cumplir los 18 años. "Esa realidad cambió. Hoy hay otros bolilleros, otra metodología de los sorteos", indicó.


 

 

Fuente:www.elobservador.com.uy

 

 


 
Banner
Banner
Banner