Mendoza: Tragamonedas Generan La Mayoría De Los Ingresos

Los 12 casinos que operan en la provincia de Mendoza generaron 370 millones de pesos durante el mes de agosto lo que representa un 32% más que lo recaudado en el mismo mes del 2018, de acuerdo a los datos del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC).

De las 7 salas privadas de la provincia, las que forman parte de hoteles 5 estrellas son las que continuamente mueven las cifras más abultadas. En agosto, el ranking fue liderado por el Enjoy del Sheraton con 75 millones de pesos, seguido por el Sun Plaza del Park Hyatt con 58 millones de pesos.

En el tercer puesto se posicionó el Arena del complejo homónimo de Maipú, con 45 millones de pesos, y 5 millones más abajo, se ubicó la sede central del Casino de Mendoza, de gestión estatal.

El lote se completó con: Cóndor (Hotel Intercontinental), el anexo del casino central en San Martín, Tower (San Rafael), el anexo de Rivadavia, Fuente Mayor (Tunuyán), Casino Club y el anexo de Malargüe.

De las mismas estadísticas se desprende que el Fuente Mayor logró un crecimiento del 100% en los últimos dos años. Su rentabilidad pasó de aproximadamente 5 millones mensuales en 2017, a duplicar esa suma en el último año. En ese lapso, cerraron dos anexos en San Carlos, uno en Tunuyán y otro en Tupungato, por lo que el casino privado ubicado en Vista Flores es actualmente el único del Valle de Uco.

En cuanto al tipo de juegos, los electrónicos son los preferidos entre los visitantes, frente a los "vivos" o de mesa (naipes, ruleta y dados). En este sentido, los tragamonedas concentraron el 90% del negocio en el último mes, lo que se tradujo en unos 330 millones de pesos.

"La gente sigue jugando porque existe un gran estímulo al saber que el 95% de la plata que entra a un casino vuelve
en premios. Las chances de que te vayas con más dinero del que llegaste son altas", analizó Josefina Canale, directora del IPJyC.

En tanto, indicó que el crecimiento del Enjoy y del Sun Plaza se debe a que se trata de firmas chilenas y que trasladaron la competencia a Mendoza. "Tienen espalda financiera y están haciendo una competencia fuerte", puntualizó.

En cuanto a la rentabilidad real que tienen los emprendimientos, Canale sostuvo que se trata de un negocio muy fino. "Con ese 5% que no vuelve en premios deben hacer frente al pago de impuestos y sueldos de empleados, entre otros".

Detalló que "los privados deben abonar cerca de 43,5% de impuestos a la ganancia y, además, deben pagar 23% de Ingresos Brutos, una de las tasas más altas de la provincia".

En lo que respecta a los casinos estatales, la ley establece que el 35% del beneficio neto tiene destino prefijado que es utilizado para financiar obras y o programas con fines sociales.

Desde el 2016, el Gobierno avanzó con el cierre progresivo de este tipo de establecimientos en los departamentos, con el fin de limitar el juego y un negocio que no resultaba rentable en algunas comunas. No renovó las licencias de los locales de Uspallata, en Las Heras, y de La Consulta y Eugenio Bustos, en San Carlos, en Tunuyán y Tupungato.

Siguiendo este proceso, este sábado cerró sus puertas el Casino Club de San Rafael, que fura inaugurada el 10 de marzo de 2000, siendo por más de seis años el único casino del sur de Mendoza. Ingresaba entre 8 y 11 millones de pesos mensuales, durante los últimos 3 años.


 

 

Fuente:www.elsol.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner