Continúa En Baja El Mercado Del Juego Panameño

Entre enero y agosto en Panamá se apostaron1.425 millones de dólares lo que deja una diferencia de 45 mil dólares en comparación con los números en igual periodo del año pasado, de acuerdo a los datos difundidos por la Junta de Control de Juegos (JCJ). La sumatoria de los primeros 8 meses del año acumulan una caída de 3.1%. Este monto no incluye la venta de la Lotería Nacional de Beneficencia.

Del total apostado hasta agosto, U$S 1.116 millones fueron pagados en premios, dejando un ingreso bruto a los operadores de juegos de azar de 259,6 millones de dólares. Las empresas que participan en este sector aseguran que el impuesto de 5,5% que se estableció en 2015 para financiar el incremento a los jubilados y pensionados, alejó a importantes jugadores internacionales que ahora prefieren ir a otros destinos de la región.

Manuel Sánchez Ortega, secretario ejecutivo de la JCJ, comentó que las estadísticas reflejan una caída del 47% en las apuestas de las mesas de juego desde que se estableció el impuesto, hace 4 años.

Indicó que por cada mesa de juego se necesitan 12 trabajadores por día, por lo cual, la merma en el nivel de apuestas en esta variedad de juego ha significado la pérdida de muchos puestos de trabajo.

El funcionario indicó que se enviará a la Asamblea Nacional un proyecto que modifica la implementación del impuesto de 5,5% a las apuestas que actualmente el establecimiento aplica a los jugadores sin importar si este ganó o perdió. Con la modificación se elimina el impuesto a las apuestas que se realicen en mesas de juego. Esta variedad de juego solo está disponible en los casinos completos que operan en hoteles con más de 300 habitaciones.

Es decir, que los jugadores que utilizan las máquinas tragamonedas tipo A y C, así como las apuestas en eventos deportivos, seguirán pagando la tasa que se creó para financiar el aumento salarial a los jubilados y pensionados.

Anualmente, el Estado recibe 53 millones de dólares por la aplicación de ese impuesto, y con la exoneración que se hará a las mesas de juego se estima que la recaudación caerá unos 3 millones de dólares.

El secretario ejecutivo de la JCJ aclaró que no se fijará una renta sustitutiva para compensar la merma de los 3 millones de dólares.

El Gobierno proyecta que a medida que se recuperen las apuestas en las mesas de juego, de igual forma aumentará la cuantía del pago que anualmente deben hacer los casinos completos, correspondiente al 18% de sus ingresos brutos.

Del monto apostado hasta el mes de agosto, 75,6 millones de dólares se hicieron en mesas de juego. La cifra refleja una caída interanual de 15%, mientras que las apuestas en salas de máquinas tragamonedas tipo A bajaron 2,6% hasta los 1.277 millones de dólares. De todas las variedades de juego de azar regulados por la JCJ, la única que registró un saldo positivo fueron las apuestas en eventos deportivos que subieron 13,2% hasta los 33,6 millones de dólares.


 

 

Fuente:www.prensa.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner