Policías Brasileños Involucrados En Juego Ilegal

Diez personas, incluidos tres policías militares y dos agentes civiles, fueron arrestados en las localidades brasileñas de Santa Bárbara d'Oeste y Americana, Sao Paulo, acusados de pertenecer a una organización criminal vinculada a la corrupción y el lavado de dinero mediante la explotación de los juegos de azar en bingos.

La mega operación policial denominada Operación Bellagio, fue realizada por la Policía Militar y Civil y el Servicio de Fiscalía que cumplió con la ejecución de diez órdenes de arresto y 20 allanamientos, tras una indagación que se inició hace un año.

Los primeros informes demostraron que un ex policía militar, expulsado del cuerpo y actualmente gerente de una casa de juego, que también se encuentra entre los detenidos, estaba a cargo de cooptar policías militares para actuar como "guardias de seguridad" en las casas de juego ilegales.

Las tres policías militares recibirían entre R$ 50 y R$ 100 por día de trabajo, alcanzando valores entre R$ 1.500 y R$ 3.000 mensuales.

Según la investigación, las dos policías civiles recibirían entre R$ 1.000 y R$ 2.000 al mes para obstaculizar investigaciones contra las casas de juego involucradas en el esquema de corrupción y lavado de dinero.

Entre los civiles que fueron arrestados y no están vinculados al servicio público se encuentran, según las investigaciones realizadas por el Gaeco (Grupo de Acción Especial para
Combatir el Crimen Organizado), los tres líderes principales de todo el esquema, un hombre y dos mujeres, quienes poseen un bingo.

Uno de los prisioneros es el padre de una de las mujeres, que también está detenido acusado de participar en la organización criminal. Según los investigadores, la mayor cantidad de los R$ 210.000 incautados fue en la casa de uno de estos sospechosos en la localidad de Americana.

Uno de los principales objetivos de búsqueda e incautación fue una casa de bingo en Vila Dainese, en una concurrida zona comercial en el límte jurisdiccional entre Santa Bárbara y Americana. En el sitio, que estaba cerrado cuando llegaron los efectivos policiales, se incautó una gran cantidad de material, lo que demuestra que hubo actividades recientes de juego.

Los representantes de Gaeco y la Policía Militar y Civil revelaron en una entrevista ayer que, aunque no era el foco principal de la operación, todavía había incautaciones de más de 100 municiones y un cantidad no revelada de narcóticos y esto debería ampliar las investigaciones sobre otros posibles delitos cometidos por algunos de los sospechosos arrestados.


 

 

Fuente:tododia.com.br

 

 


 
Banner
Banner
Banner